Skip to content

¿Puedes con Sus Bendiciones?

 

(Mateo 25:23) Su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré: entra en el gozo de tu señor.

(Efesios 3:20-21) “Y á Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos ó entendemos, por la potencia que obra en nosotros, A él sea gloria en la iglesia por Cristo Jesús, por todas edades del siglo de los siglos. Amén.”

 

Todos deseamos, oramos, ayunamos y corremos tras las bendiciones de Dios. ¿Pero estás seguro de que podrás con ellas si Dios decide dar te lo que Le pides? Ten en cuenta que Jesús es poderoso para hacer mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos. Nuestros sueños más desorbitados son solo un juego de niños para Él.

C.S Lewis dijo, “Una simple droga puede llevar a un hombre a tal adicción que le hace perder el control y destruir su vida. Imagínate si estuvieras en la plenitud de la presencia del Dios que creó esa droga solo por la palabra que salió de su boca.”

Ignoramos que antes de que Jesús pueda derramar sobre nosotros poder espiritual, éxito, riquezas, salud restaurada, una familia numerosa, o incluso un ministerio, Él necesita asegurarse de que tenemos el carácter necesario para soportarlo. Si nos hacemos soberbios por las riquezas y la fama, entonces tenemos garantizados la caída.

Si no tenemos la paciencia para amar incondicionalmente y con sacrificio, acabaremos dañando a nuestra pareja y tendremos un matrimonio miserable. Si no hemos aprendido a hablar con dulzura, acabaremos maldiciendo a los hijos que Dios nos ha dado, cuando estos cometan errores, en vez de animarlos a seguir luchando.

Si Dios nos quita esa inseguridad física o enfermedad infecciosa que tenemos, podríamos acabar viviendo una vida sexual frenética. Si eres sensible a lo que otros piensan o dicen de ti, no durarás mucho en el ministerio y terminarás tomando represalias con tus palabras. Dios sabe lo que está haciendo.

(“Es en el tiempo de los pequeños comienzos que Dios te enseña paciencia y firmeza. Es entonces, cuando desarrollas la capacidad de llevar las responsabilidades que acompañan a las bendiciones. Cuanto más tienes, más eres responsable de ello. Las personas que no tienen un coche no necesitan gasolina. Todo lo que Dios te da requiere un mantenimiento constante. Dios le dio a Adán el jardín, pero Adán tuvo que cuidarlo.”- Bob Gass)

Pídele a Dios que te ayude a crecer para que puedas ser un buen mayordomo de todo lo que Él ha preparado para ti.

 

Oraciones

• Padre Eterno, Tú eres perfecto en amor y El que es perfecto en todo conocimiento.
• Gracias porque Tus planes con nosotros son para bien y no para mal.
• Gracias por darnos todas las cosas conforme a nuestra capacidad de soportar.
• Perdónanos por no entender que no somos lo bastante responsables para recibir lo que estamos deseando en este momento.
• Confiamos en Tu voluntad y sabemos que a su debido tiempo recibiremos todo lo que necesitemos.
• Danos la capacidad de ser buenos mayordomos de todo lo que nos has dado.
• Haznos maduros y dignos de manejar toda la abundancia que has preparado para nosotros.
• Cancelamos todos nuestros deseos egoístas y pedimos una renovación de nuestra mente de acuerdo a Tu Palabra.

• Te lo pedimos en el poderoso nombre de Jesús. Amén

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *