Skip to content

¿Estas Lo Bastante Capacitado?

 

(Mateo 25:23) “Su señor le dijo: Bien hecho, siervo bueno y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré, entra en el gozo de tu señor.’”

(1 Timoteo 3:5) “(Porque el que no sabe gobernar su propia casa, ¿cómo cuidará de la iglesia de Dios?)”

(Hechos 6:2-3) “Entonces los doce convocaron a la multitud de los discípulos, y dijeron: No es justo que nosotros dejemos la palabra de Dios, para servir a las mesas. Buscad, pues, hermanos, de entre vosotros a siete varones de buen testimonio, llenos del Espíritu Santo y de sabiduría, a quienes pongamos sobre este trabajo.”

 

 

Antes de que puedas recibir más de Dios, Él, primero quiere ver lo que has hecho con lo que ya te ha dado. Antes de obtener ese ascenso, debes de estar capacitado, con el entrenamiento necesario y haber demostrado que eres responsable y fiel con lo que ya se te ha asignado. Tienes que ser el primero en llegar y el último en salir. Tienes que hacer esa labor adicional que nadie te pidió, y tienes que ser capaz de mantener tu mente enfocada y en calma cuando todo se derrumba a tu alrededor.

Dios nos vigila durante nuestros pequeños comienzos. Si no puedes diezmar cuando solo ganas 600€, no lo harás cuando ganes 6,000. Si no vas al culto cuando estas en el paro o tienes un trabajo a media jornada, no iras cuando seas el Gerente de una empresa. Si no puedes ser disciplinado para orar por un puñado de ovejas, nunca podrás interceder por un gran rebaño. Si no puedes mantener el orden en tu familia con amor, no podrás manejar una iglesia.

Tenemos a Felipe como ejemplo en la Biblia. Comenzó fielmente sirviendo mesas y haciendo todos los pequeños trabajos en la iglesia, y acabo ganando a Samaria para Dios, que era una de las ciudades más corruptas de esos tiempos. Él sigue siendo alguien a quien imitar con el llamado de evangelista y cómo Dios lo usó para hacer señales, prodigios y echar fuera demonios.

Él pudo hacer todo esto porque se tomó el tiempo para crecer en la sabiduría de Dios y fue fiel con cualquier trabajo que le dieran. Se tomó el tiempo para orar y llenarse continuamente del Espíritu Santo.

 

 

Jesús te bautizará una vez con el Espíritu Santo y con fuego, pero depende de ti seguir llenándote a diario en Su presencia.

 

 

Oraciones

• Padre Celestial, Dios, Tú eres quien me arma de fuerza. Señor, Tú me has mandado Tu fuerza.
• Gracias Padre por cuidarnos y tener en cuenta todo nuestro esfuerzo.
• Gracias porque esperas que crezcamos y seamos leales con las tareas sencillas que nos has dado.
• Perdónanos por querer conseguir todas las cosas ahora sin haber pasado por la madurez que quieres que experimentemos.
• Perdónanos por no valorar los pequeños trabajos como importantes o de algún beneficio para nosotros.
• Ayúdanos a ser como Felipe, y úsanos para grandes cosas.
• Enséñanos a conquistar a nuestro pueblo para la gloria de Cristo.
• Úsanos con señales y prodigios que respalden el mensaje de salvación que predicamos.
• Declaramos que oiremos estas palabras de Ti: “¡Bien hecho, siervo bueno y fiel!”.

• Te lo pedimos en el Nombre Poderoso de Jesús. Amén

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *