Jesús NO es la Reencarnación de Krishna

El “Movimiento Hare Krishna” es bastante diferente al “Movimiento Jesús”, ya que el líder a quien imitan los seguidores de Hare Krishna es Krishna, quien instó / obligó / convenció a su discípulo Arjuna a pelear la batalla incluso cuando Arjuna estaba tratando de mantener la paz y no ir por otro derramamiento de sangre sobre un Reino.

Arjuna, el discípulo de Krishna, dice en el Bhagavad Gita 2.5: “Sería mejor vivir en este mundo mendigando que disfrutar de la vida matando a estos nobles ancianos, que son mis maestros. Si los matamos, la riqueza y los placeres que disfrutamos serán manchado de sangre”.

Arjuna era un Kshatriya (casta en el hinduismo) y el deber de un Kshatriya es ser un guerrero. La historia de Krishna y Arjuna proviene del épico Mahabharata. En esta epopeya, la historia trata principalmente de dos grupos de primos Kauravas y Pandavas, el reino de Hastinapur y Krishna. Ambos primos tenían razón y al mismo tiempo estaban equivocados en sus acciones, aun asi, Arjuna no quería librar la guerra masiva de Kurukshetra.

¿Pero y Jesús? El incluso sanó la oreja del soldado romano que vino a tomarlo prisionero. Pedro no estaba dispuesto a permitir que se llevaran a su Maestro sin luchar. Imprudentemente le cortó la oreja derecha a Malco, un siervo del sumo sacerdote (Marcos 14: 47-50).


Krishna y Jesús tenían marcadas diferencias en sus caracteres que de ninguna manera pueden reconciliarse.


Solo hay un Príncipe de Paz y ese es Jesucristo.      (Autor: Pandit.)



Muchos afirman que Jesús es una reencarnación de Krishna, centrándose así en la creencia hindú de que todos los dioses son iguales y que se reencarnan durante diferentes períodos de la historia en diferentes naciones para guiar a la humanidad. Aunque es un pensamiento noble, contradice completamente las enseñanzas de la Biblia y las palabras de Jesús.

En primer lugar, como ha escrito “Pandit”, ambos tienen diferencias marcadas en su carácter que también son evidentes en sus enseñanzas. En segundo lugar, Jesús declaró claramente que todos los que vinieron antes que él declarando que eran el camino al cielo eran ladrones y salteadores (Juan 10: 8). Y tercero, el Dios de la Biblia declara que ningún otro Dios fue formado antes que Él, ni hay otro Dios después de Él – (Isaías 43:10).

Por lo tanto, incluso si todos los dioses del mundo son manifestaciones unos de otros, esto no incluye a Jesucristo. Jesús regresará algún día, pero no en un cuerpo diferente, o en la forma de una deidad diferente, sino exactamente igual que cuando ascendió al cielo. Esta vez no vendrá para guiarnos o enseñarnos, sino para juzgar al mundo, traer justicia y levantar con gloria a los que se han rendido a Él.

– Pastor Mahesh Shivnani