Skip to content

Bajo Amenaza

 

(2 Corintios 2:10-11) “Y al que vosotros perdonareis algo, yo también; porque si algo he perdonado, a quien lo he perdonado, por vosotros lo he hecho en la persona de Cristo; para que no nos gane Satanás; pues no ignoramos sus maquinaciones.”

(Job 1:8) “Y Jehová dijo a Satanás: ‘¿No has considerado a mi siervo Job, que no hay otro como él en la tierra, varón perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado de mal?’”

(Daniel 10:12) “Entonces me dijo: ‘Daniel, no temas; porque desde el primer día que diste tu corazón a entender, y a afligirte en la presencia de tu Dios, fueron oídas tus palabras; y a causa de tus palabras yo he venido.’”

 

 

¿Tienes alguna idea de la amenaza que representas hacia el reino de las tinieblas una vez que aceptas a Cristo como tu único Señor y Salvador? ¿Sabes siquiera cuántos miles de ángeles se despliegan cada vez que oras y ordenas que las cosas se pongan en su sitio en el nombre de Jesús? ¿Eres consciente de que los ángeles acampan constantemente a tu alrededor porque temes a Dios?

Todo esto es cierto y muy importante que lo sepas para entender lo valioso que eres. Ahora eres parte del ejército de Dios y si quieres sobrevivir, avanzar en la batalla es tu única opción. Dios te cubre las espaldas y al mismo tiempo avanza para despejar el camino. Por lo tanto, tienes la victoria garantizada en cada área de tu vida.

Cada vez que decides glorificar a Dios con tus palabras y acciones, Satanás se enfurece. Él odia cuando amas a los que te insultan, cuando traes el dinero que tanto te ha costado ganar a la casa de Dios, cuando pierdes tu intimidad abriendo tu hogar para una reunión de oración, y especialmente cuando te reúnes con los hermanos para adorar a Jesús. Al perdonar a todos y cada uno, nos aseguramos de que Satanás no prospera en su plan para impedir que la Iglesia avance.

A diario, nuevas almas nacen y muchas se están convirtiendo en discípulos de Cristo, pero el número de demonios no puede aumentar. Por eso los ataques que sentimos vienen en temporadas, ya que hay mas soldados de Dios que agentes de Satanás. Esos demonios no pueden estar constantemente en todas partes y detrás de todos.

 

 

No importa cuántos demonios sean enviados en contra tuya, un Creyente Nacido de Nuevo, caminando en santidad puede hacer huir a miles de demonios en el nombre de Jesús.

 

 

Oraciones

• Padre celestial, has sometido debajo de mí a los que se levantaron contra mí. Señor Tú has oído el oprobio de mis enemigos y todos sus planes y sus rumores.
• Gracias Padre, que podemos confiar en que Tu respondes todas nuestras oraciones en su debido tiempo.
• Gracias porque en el nombre de Jesús tenemos autoridad sobre todo el poder de Satanás.
• Perdónanos por no entender el poder que hay en caminar en santidad.
• Perdónanos por no entender que somos soldados en Tu ejército y estamos equipados para ganar.
• Danos hoy un entendimiento de la autoridad espiritual que tenemos.
• Enséñanos a vencer todos los obstáculos y a seguir adelante con Tus planes.
• Ayúdanos a perdonar a todos para que Satanás no interfiera con nuestro crecimiento espiritual.
• Declaramos que ningún arma forjada en el Infierno puede prevalecer contra nosotros.

• Te lo pedimos en el Nombre Poderoso de Jesús. Amén

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *