Skip to content

Dios Quiere lo Mejor de Ti

 

(Deuteronomio 10:12-13) “Ahora, pues, Israel, ¿qué pide tu Dios de ti, sino que temas a tu Dios, que andes en todos Sus caminos, y que Lo ames, y sirvas a tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma; que guardes los mandamientos de Jehová y sus estatutos, que yo te prescribo hoy para tu bien?”

(Éxodos 23:19a) “Las primicias de los primeros frutos de tu tierra traerás a la casa de Dios.

(2 Samuel 24:24) “Y el rey dijo a Arauna: ‘No, sino por precio te lo compraré; porque no ofreceré á mi Dios holocaustos por nada.’ Entonces David compró la era y los bueyes por cincuenta siclos de plata.”

 

Seguirle a Cristo te costará lo que Él vale, y Él vale todo lo que tienes y todo lo que puedas llegar a ser en esta vida. No nos gustan las sobras ni siempre tener que usar las cosas de segunda mano. ¿Adivina qué? A Dios tampoco. Siempre dejamos a Dios de lado hasta que estamos desesperados y ya hemos probado todo lo de mas para resolver nuestros problemas. Dios quiere ser la primera persona a la que acudimos cuando nos enfrentamos a un desafío. Jesús quiere tener la prioridad en tu vida y tu corazón.

No hay orgullo ni gloria si logramos algo sin que Dios sea parte de ello o haciendo cosas contrarias a Sus mandamientos. Esta forma de pensar se manifiesta también en una falta de gratitud hacia Dios. Le damos a Él después de satisfacer primero nuestros placeres y conseguir las cosas que creemos que son de prioridad.

David comprendío que darle a Dios algo que no le costara nada (las sobras o lo que está tirado por ahí) no tiene mucho valor. El amor sacrificial es la base de la fe cristiana. El sufrir, el dar, el tolerar a alguien tal como es, la humildad y hacer un esfuerzo adicional sin que te lo pidan son algunas de las maneras en las que demostramos este amor.

(“No es fácil levantarse y prepararse para el desafío mientras otros duermen. Al igual que Jesús en Getsemaní, descubrirás que es difícil encontrar a personas que te apoyen mientras te preparas para la voluntad de Dios. Tienes que pagar el precio. Si tienes la pasión de obtener lo mejor de Dios, entonces ese precio no importa. A veces tendrás lágrimas en los ojos y barro bajo las uñas. ¡Nadie dijo que iba a ser fácil! ¡A veces, lo único que podrás hacer es ponerte de pie! ” – Bob Gass)

Si quieres lo mejor de Dios en tu vida, tendrás que hacer algunos sacrificios y darle primero lo mejor de ti. Él ya ha hecho Su parte a través de Cristo y está esperando que tú hagas la tuya.

 

Oraciones

• Jesús, Tú derramaste Tu sangre por nosotros, El castigo de nuestra paz fue sobre Ti, Eres quien probó la muerte por todos.
• Gracias, Señor, porque Tú sólo quieres lo mejor para nosotros y Tus planes para nosotros son para bien y no para mal.
• Gracias porque enviaste a tu hijo, Jesús, a morir en la cruz por nuestros pecados.
• Perdónanos por no tenerte como prioridad en nuestras vidas y por no estar agradecidos por todas Tus bendiciones.
• Enséñanos a darte lo mejor de lo que tenemos. Para poder ofrecerte los primeros frutos de nuestro incremento, el primer momento del día y la primera alabanza por cada logro.
• Como David, no queremos darte una ofrenda que no nos cueste nada.
• Declaramos que te temeremos, que caminaremos en todos tus caminos, te amaremos, te serviremos con todo nuestro corazón y con toda nuestra vida.
• Decidimos hoy observar Tus mandamientos y estatutos que Tú nos has mandado para nuestro propio bien.

• Te lo pedimos en el Nombre Poderoso de Jesús. Amén

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *