Skip to content

El Milagro Definitivo

 

(1 Reyes 17:3-4) “Sal de aquĂ­ y dirĂ­gete hacia el oriente, y escĂłndete junto al arroyo Querit, que está al oriente del Jordán. Y beberás del arroyo, y he ordenado a los cuervos que te sustenten allĂ­.”

(vs 9) “Levántate, ve a Sarepta, que pertenece a SidĂłn, y quĂ©date allĂ­; he aquĂ­, yo he mandado a una viuda de allĂ­ que te sustente.”

(vs 15-16) “Entonces ella fue e hizo conforme a la palabra de Elías, y ella, él y la casa de ella comieron por muchos días. La harina de la tinaja no se acabó ni se agotó el aceite de la vasija, conforme a la palabra que el SEÑOR había hablado por medio de Elías.”

(1 Reyes 18:19) “Ahora pues, envĂ­a a reunir conmigo a todo Israel en el monte Carmelo, junto con cuatrocientos cincuenta profetas de Baal y cuatrocientos profetas de la Asera que comen a la mesa de Jezabel.”

 


Uno de los milagros más memorables de Elías fue cuando oró y descendió fuego del cielo y quemó el animal sacrificado, la madera y las piedras que estaban en una zanja cubiertas de agua. Los otros falsos profetas oraron y realizaron rituales todo el día a sus falsos dioses para que cayera fuego también, pero no pasó nada. Elías luego ordenó que todos estos falsos profetas fueran reunidos y ejecutados. Dios usó a Elías para mostrar públicamente su poder, pero para llegar a ese punto, Elías primero tuvo que pasar por ciertas etapas de obediencia.

Antes de que puedas resucitar a alguien de entre los muertos, tendrás que ser obediente para orar por alguien con dolor de espalda, luego tal vez imponerle las manos a alguien que esté enfermo en el hospital o a alguien que esté en una silla de ruedas. Dios pondrá a prueba tu obediencia y fe, para hacer lo que Él te pide que hagas en el lugar indicado en el momento escogido. Así es como vamos de gloria en gloria y aumentamos nuestro nivel de fe.
Elías, primero recibió instrucciones de ir y esconderse del rey Acab en un lugar específico, donde tendría suficiente agua para beber durante un tiempo de sequía. En cualquier otro lugar, probablemente lo habrían encontrado o habría padecido sed. Luego se le prometió que Dios ordenaría a los cuervos que le trajeran comida allí durante una temporada. Y ocurrió tal como Dios lo ordenó. Dios cumplirá sus promesas cuando demos pasos de fe y hagamos lo que se nos pide.
Una vez que la hambruna estaba en pleno auge, ElĂ­as recibiĂł instrucciones de ir a una viuda que, aunque no tenĂ­a suficiente comida para ella y su hijo, Dios la usarĂ­a para alimentar a ElĂ­as. ImagĂ­nate por un momento ir a una viuda y decirle con denuedo: “AlimĂ©ntame primero a mĂ­, incluso si no hay suficiente para tu familia, y Dios se hará cargo de tus necesidades”. Y no olvidemos la fe que la viuda tuvo que tener para sacrificar su ultima comida, incluso lo que necesitaba para alimentar a su hijo, porque el hombre de Dios le dijo que lo hiciera.
Como resultado, nunca se le acabó la comida y esta conexión divina dio paso a un milagro en el que, unos años más tarde, Elías resucitó al hijo de esta viuda de entre los muertos después de que cayó enfermo el niño.
Al igual que para Elías y la viuda, estos pequeños pasos de obediencia son los que nos llevan al milagro definitivo para el que Dios nos está preparando.

Oraciones
• Padre Celestial, Tú eres Dios que da a los desolados un hogar para habitar. Eres lirio de los valles, rosa de Sarón, racimo de flores de alheña y manojo de mirra.
• Gracias, Padre, porque cumples todas tus promesas cuando obedecemos tus instrucciones.
• Gracias porque nos estás preparando para el milagro definitivo que llevará a todos a glorificar Tu nombre.
• Perdónanos por dudar de cualquiera de las instrucciones que alguna vez nos has dado, y por tratar de usar nuestra lógica en vez de nuestra fe.
• Danos el valor de hacer cualquier cosa que nos pidas que hagamos sin importarnos lo que otros digan o piensen de nosotros.
• Pedimos esa conexión divina con el hombre de Dios que nos ayudará a conseguir nuestro milagro en un momento de necesidad.
• Sigue preparándonos para ese gran milagro que de una vez por todas mostrará a todos que Tú eres el Único Dios Vivo y Verdadero.
•
• Te lo pedimos en el Poderoso Nombre de Jesús. Amén

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *