Skip to content

El Reino De Dios Sobre La Tierra

https://youtu.be/wcHXMMni2mE

 

(Mateo 6:10) “Venga tu reino. Sea hecha tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra.”

(Mateo 5:3-10) “Bienaventurados los pobres en espíritu: porque de ellos es el reino de los cielos. Bienaventurados los que lloran: porque ellos recibirán consolación. Bienaventurados los mansos: porque ellos recibirán la tierra por heredad. Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia: porque ellos serán hartos.”

“Bienaventurados los misericordiosos: porque ellos alcanzarán misericordia. Bienaventurados los de limpio corazón: porque ellos verán á Dios. Bienaventurados los pacificadores: porque ellos serán llamados hijos de Dios. Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia: porque de ellos es el reino de los cielos.”

 

 

Algunas religiones enseñan que Dios está en todos cuando nacemos y por lo tanto Su reino ya está aquí. ¿Enserio? Entonces, ¿cómo explicamos el mal que nos rodea? ¿La violación, la injusticia, el tráfico de niños, el robo, la mentira, la infidelidad y todos los pensamientos que dan vueltas a diario en nuestra mente? Solo hay dos opciones, o el dios que vive en nosotros no es todo poderoso y santo, o en realidad es el diablo.

Nacemos en pecado bajo el dominio de Satanás. Por eso si lees los mandamientos de Jesús en Mateo Capítulo 5 -7, verás que es totalmente contrario al sentido común y a tus deseos naturales.

Entonces, ¿cómo traemos el reino de Dios a la tierra? Muy fácil–. De la misma manera en que cualquier país se apodera de otro y luego transforma ese reino. Primero expulsas o acabas con toda oposición (La Naturaleza Pecaminosa), luego cambias el Rey (La Autoridad), luego el nombre (La Identidad), luego la vestimenta (La Cultura), luego el idioma (La forma de Expresarnos), luego las Leyes (La Moralidad), y así sucesivamente.

¿Y cómo hacemos esto a través de Cristo? Primero, aceptamos que somos pecadores y necesitamos que Dios nos salve del infierno o que solo Jesús puede pagar por nuestros pecados. Al rechazar el pecado y nuestro propio entender de lo que es ser salvo, seremos libres para aceptar a Jesús en nuestros corazones y recibir Su fuerza y la salvación de Dios a través de la cruz.

Segundo, declaramos a Jesús como nuestro Rey y nos sometemos a Su autoridad. Tercero, cambiamos nuestros nombres de Creación de Dios a Hijos de Dios. Cuarto, cambiamos nuestra vestimenta manchada de pecado con las ropas de gala y limpias dadas por Dios. Quinto, comenzamos a hablar con amor y compasión, e incluso en lenguas, que es el idioma celestial que se les da a los que lo piden. Y finalmente, adoptamos la ley moral de Dios llamando malvado a lo que Él declara malvado y llamando bueno a lo que Él declara bueno.

 

Al ser obediente a Dios en cada área de tu vida y también al compartir acerca de Jesús con los demás, empezaras a colonizar el mundo de uno en uno. Es así de fácil.

 


Oraciones

• Padre Celestial, Tú eres Dios que ha hecho brillar Su luz sobre nosotros, que resplandece desde Sion, y que habla en Su Santidad.
• Señor queremos que se haga Tu voluntad en la tierra a través de nuestras vidas, como se hace en el cielo.
• Perdónanos por tratar de vivir una vida de santidad por nuestros propios esfuerzos separados de Jesús.
• Rechazamos hoy todo espíritu maligno de nuestras vidas y todo deseo contrario a Tu Palabra.
• Declaramos que Jesús es ahora nuestro Rey y rechazamos la autoridad de Satanás sobre nuestras vidas.
• Cambiamos nuestros nombres de huérfanos o abandonados, a Hijos de Dios.
• Cambiamos nuestra naturaleza pecaminosa por la justicia de Cristo.
• Renunciamos a nuestras mentiras, quejas, manipulaciones e insultos, y las cambiamos por palabras de paz, gozo, mansedumbre, vida, esperanza y poder.
• Te pedimos que nos llenes hoy con Tu Espíritu Santo y que comencemos a hablar en lenguas celestiales.
• Venga Tu reino y hágase Tu voluntad en y a través de nuestras vidas.
•
• Te lo pedimos en el Poderoso Nombre de Jesús. Amén.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *