Skip to content

Gozo Viene Por La Mañana

 

(Job 11:16-19) “y olvidarás tu miseria, o te acordarás de ella como de aguas que pasaron; y tu existencia será más clara que el mediodía; Resplandecerás, y serás como la mañana; estarás confiado, porque hay esperanza; mirarás alrededor, y dormirás seguro. Te acostarás, y no habrá quien te espante; y muchos implorarán tu favor.”

(Salmos 30:5) “Porque un momento durará su furor; mas en su voluntad está la vida: Por la noche durará el lloro, pero a la mañana vendrá la alegría.”

 

 

No importa por lo que estés pasando en este momento o el dolor que hayas sufrido en el pasado, con Jesús hay esperanza para el futuro. Dios promete a aquellos que siguen sus caminos que Él nos traerá gozo por la mañana. El amor de Dios tiene el asombroso poder de enseñarnos cómo, en primer lugar, experimentar su amor y perdón y, a cambio, ser capaces de amar y perdonar a los demás. Él comienza este milagro en el momento en que le entregamos nuestro dolor y aceptamos a Jesús en nuestros corazones.

Desafortunadamente, no todos tienen la oportunidad de experimentar este amor incondicional y continúan buscando aliviar su dolor en los placeres del mundo. Van de relaciones tóxicas a relaciones tóxicas, del consumo de alcohol a adicciones más problemáticas, de un grupo social a otro, de una serie de televisión a otra …etc.

Pero ese dolor aún los persigue cuando están completamente solos con sus pensamientos, sus recuerdos y sus remordimientos. Cristo tiene el poder de sanar todas nuestras heridas internas, solo tienes que darle la oportunidad de demostrártelo.

Muchos caminan escondidos tras una máscara, actuando como si nada les molestara en la vida, e incluso lastimando e intimidando a otros. Pero cuando cae la noche y están sentados solos en su cama, son tan humanos y vulnerables como tú y yo. Incluso si tu dolor es porque has pecado contra Dios a sabiendas, no pierdas la esperanza, ya que Su promesa es que Su ira es sólo por un momento, pero tenemos un nuevo comienzo con Él cada mañana.

(“¿Se puede olvidar alguna vez el dolor del pasado? ¡Sí! Puedes quitar la miseria de la memoria, como si sacaras el aguijón de la picadura de un insecto, entonces la curación comenzará de inmediato. Adelante, pon te en el río del amor de Dios y suelta tu miseria. Suelta lo todo. Era de noche, ¡pero ahora es de día! El único lugar seguro, es estar en los brazos de Dios. Es allí donde puedes dejar que el pasado caiga de ti como una prenda. Puede ser que lo recuerdes, pero ya no tienes que volver usarla”. – Bob Gass)

 

Deja que la paz y la unción de Dios sane las cicatrices, rompa las cadenas que te atan, y te libere por completo. Reclámalo hoy, porque es tuyo.

 


Oraciones

• Oh Señor, Tú eres exaltado como cabeza sobre todo, Dios que es muy exaltado, Grande y poderoso en poder.
• Te damos gracias por la disponibilidad, de Tu amor y sanidad para nosotros.
• Gracias porque puedes eliminar por completo el dolor de nuestro pasado y mostrarnos un futuro brillante.
• Entregamos nuestro doloroso pasado a los pies de Jesús. Te pedimos que perdones a los que nos han hecho mal y nos permitas seguir adelante con todo lo que has planeado para nosotros.
• Declaramos que olvidaremos nuestro sufrimiento. Nuestra existencia será más clara que el mediodía; Resplandeceremos, y seremos como la mañana; estaremos confiados, porque hay esperanza; miraremos alrededor, y dormiremos seguros. Nos acostaremos, y no habrá quien nos espante; y muchos implorarán tu favor.
• Reclamamos ahora mismo por la sangre de Jesús para la sanidad de nuestras emociones y pensamientos.
• A partir de este día, ya no mostraremos ninguna tristeza, sino el gozo que proviene de Tu poderoso trono de gracia.

• Te lo pedimos en el poderoso nombre de Jesús. Amén

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *