Skip to content

Haz Planes Pegado A Dios

(Proverbios 16:9)  “El corazón del hombre piensa su camino; mas Dios endereza sus pasos.” 

(Proverbios 27:12) “El avisado ve el mal, y se esconde, mas los simples pasan, y llevan el daño.” 

(Proverbios 24:1-4)  “No tengas envidia de los hombres malos, ni desees estar con ellos; porque su corazón trama violencia, e iniquidad hablan sus labios.  Con sabiduría se edifica la casa, y con prudencia se afirma; y con inteligencia se llenarán las cámaras de todo bien preciado y agradable.”

 

Planear con anticipación en la vida y calcular bien el coste antes de comenzar un proyecto, es de sabios. Sin embargo, no importa los planes que tengas, primero tenemos que entregárselos a Dios. Incluso si son planes dentro del ministerio (iglesia), primero debes asegurarte de que Dios es la cabeza de esa decisión y el quien parte el bacalao.

Tendemos a depender solo de nuestros propios recursos, estrategias y lo que otros puedan sugerir para planear nuestro futuro. Dios nos enseña claramente que una casa se construye con sabiduría, no del hombre, sino la sabiduría que viene de Él. De este modo podrás asegurar y disfrutar todo lo que has construido al recibir conocimiento de parte de Él y no depender solo del tuyo. Si dependes de lo que otros hacen en el mundo, solo lograrás lo que el mundo tiene para ofrecerte.

Cuando haga planes pegado a Dios, los harás conforme a Su voluntad. Entonces tendrás la capacidad para superar cualquier obstáculo, serás inamovible en tus decisiones y veras completadas cualquier proyecto que inicies.  También tendrás la garantía de que tu trabajo en el Señor no será en vano. Esta es Su promesa.

D.L. Moody, un evangelista estadounidense del siglo XIX (19), se acomodó tras prosperar en Chicago y levanto allí muchos ministerios. Fundo la Iglesia de “Illinois Street” con más de 2000 miembros y edifico YMCA en Chicago, entre otros. Esta no era la voluntad de Dios para él, ya que fue llamado a viajar y ser un evangelista, no un pastor.

Moody estaba enseñando una serie acerca de Jesucristo y había pensado invitar a los asistentes a recibir a Jesús como salvador cuando concluyera la serie, que supuestamente seria el domingo siguiente. Lo que Él no sabía es que el próximo domingo nunca llegaría para muchos,  ya que esa misma noche comenzó el Gran Incendio de Chicago de 1871. Juro nunca más terminar una reunión sin hacer un llamado al altar para aceptar a Cristo.

En este incendio, los edificios se quemaron hasta los cimientos y todos los miembros se dispersaron ya que la ciudad ya era inhabitable. Le pidió perdón a Dios y una segunda oportunidad para reconstruir lo que se quemó antes de viajar nuevamente para cumplir con su llamado como un evangelista. Dios acepto y Moody pudo reconstruir todo lo que había perdido, para luego viajar al Reino Unido. Allí, después de algunos obstáculos iniciales, comenzó uno de los avivamientos más grandes que el Reino Unido jamás haya visto. Su conclusión fue “La obediencia es mejor que el sacrificio.”

¿Ha planificado pegado a Dios tu vida después de la muerte rindiéndote a Jesús? ¿O sigues dejándolo al azar y confiando en que Dios piense que eres una buena persona?

Oraciones

  • Padre Celestial, Tú eres Señor Inmutable, Señor Tu dominio es un dominio eterno y Tu reino es de generación en generación, Tú eres Señor Rey.
  • Gracias porque podemos confiar completamente en Tus caminos y porque Tú prometes dirigir nuestros pasos.
  • Entregamos todos nuestros planes y deseos para el futuro en las manos de Jesús ahora.
  • Perdónanos por tener envidia de los malvados que prosperan en sus caminos y por desear ser como ellos. Aléjanos de sus malos modos de pensar y de sus planes de violencia.
  • Recibimos ahora mismo sabiduría para edificar nuestra casa, y entendimiento para asegurarla. Recibimos el conocimiento en este momento para amueblar las habitaciones con todo tipo de bienes caros y hermosos.
  • Declaramos por tu palabra que somos firmes, inconmovibles y siempre destacando en la obra del Señor. Todo lo que hagamos no será en vano sino que dará fruto en su tiempo señalado.
  • Te lo pedimos en el poderoso nombre de Jesús. Amén

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *