Skip to content

La Auditoria De Dios

https://youtu.be/DD65fIfjbjA

 

(1 Corintios 3:12-15) “Ahora bien, si sobre este fundamento alguno edifica con oro, plata, piedras preciosas, madera, heno, paja, la obra de cada uno se hará evidente; porque el día la dará a conocer, pues con fuego será revelada; el fuego mismo probará la calidad de la obra de cada uno.”

“Si permanece la obra de alguno que ha edificado sobre el fundamento, recibirá recompensa. Si la obra de alguno es consumida por el fuego, sufrirá pérdida; sin embargo, él será salvo, aunque así como por fuego.”

(Hebreos 12:6) “Porque el Señor al que ama castiga, y azota á cualquiera que recibe por hijo.

(2 Corintios 5:10) “Porque todos nosotros debemos comparecer ante el tribunal de Cristo, para que cada uno sea recompensado por sus hechos estando en el cuerpo, de acuerdo con lo que hizo, sea bueno o sea malo.”

 


Nada de lo que hacemos o decimos es borrado o en vano. Todos nos veremos las caras con El Creador un día y todo saldrá a la luz. Todas las acciones y decisiones serán sopesadas bajo la ley de Dios. Incluso no decir ni hacer nada puede ser contado estar en contra de Dios, no hay una posición neutral. Podemos ser parte de la solución o seguir siendo parte del problema. Todos tememos ser auditados por hacienda, ya que todos tenemos algo que esconder. Imagina ser auditado por Dios, quien ve todo lo que haces y dices a puerta cerrada.

El versículo en 1 Corintios está hablando a los cristianos. Entonces, todos nuestros talentos, palabras, tiempo, inversiones financieras y pensamientos están constantemente construyendo algo. O edificas con madera, heno y hojarasca, o con oro, plata y piedras preciosas. Todo depende de con qué tipo de corazón construyamos y sobre qué tipo de fundamento.

¿Fue con ira, resentimiento y motivos egoístas, o fue con fe, esperanza y amor? ¿Edificamos sobre los propósitos del mundo o sobre Cristo como la base de nuestra salvación? A veces olvidamos que llegar al cielo no es el final de nuestra existencia, sino que hay mucho más por hacer y disfrutar allí. De lo contrario, ¿por qué mencionaría Dios un sistema de recompensas variadas para los que son salvos? Tampoco podemos ignorar que reinaremos junto a Cristo durante 1000 años cuando el vuelva a la tierra.

Aquellos que han aceptado a Cristo serán juzgados no por sus pecados, ya que Cristo pagó por ellos en la cruz, sino por las recompensas que les esperan en el cielo. Si has puesto a Cristo en primer lugar en todo lo que haces, entonces has estado edificando con cosas que no se quemarán sino que serán de beneficio.

Los que no han aceptado a Cristo también serán juzgados, pero no para recompensas, sino para recibir la ira de Dios, ya que todavía cargan con sus pecados que no han sido lavados.

 

Espero sinceramente que hayas tomado la decisión de recibir a Cristo en tu corazón y aceptar Su sacrificio para lavar tus pecados antes de la Gran Auditoría.

 

 

Oraciones

• Padre celestial, me has escudriñado y conocido. Tú conoces mi sentarme y levantarme. Entiendes mi pensamiento a lo lejos.
• Gracias por corregir nuestros caminos y mostrarnos Tu amor severo. Como buen Padre quien ama, nos has enseñado a valorar las cosas que importan.
• Perdónanos por los pecados que hemos cometido en nuestros cuerpos que no traen ningún beneficio a nuestra alma.
• Gracias por enviar a Jesús a morir en la Cruz y lavar nuestros pecados. Gracias porque ya no seremos juzgados por nuestros pecados y tenemos la esperanza de una eternidad en tu presencia.
• Te pedimos que nos enseñes a seguir edificando con oro, plata y piedras preciosas sobre el fundamento que es Cristo.
• Rechazamos ahora mismo todas las acciones, pensamientos y palabras que representan la madera, el heno y la hojarasca bajo Tu luz.
•
• Te lo pedimos en el Poderoso Nombre de Jesús. Amén

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *