Skip to content

Nadie Es Un Caso Perdido

https://youtu.be/Veeo4DYQrYM

 

(1 Corintios 15:57-58) “Mas gracias sean dadas a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo. Así que, hermanos míos amados, estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano.”

(2 Reyes 13:18-19) “Y le dijo: ‘Toma las saetas.’ Y luego que el rey de Israel las hubo tomado, le dijo: ‘Hiere la tierra.’ Y él hirió tres veces, y se detuvo. Entonces el varón de Dios, enojado contra él, le dijo: ‘Al herir cinco o seis veces, habrías herido a Siria, hasta no quedar ninguno: Pero ahora herirás a Siria sólo tres veces.’

 

¿Alguna vez te has dado por vencido contigo mismo o con otra persona? ¿Te has dicho a ti mimo a veces: “¿De qué sirve?”, “Nada va a cambiar”. ¿Empiezas a orar e interceder por ti mismo o por alguien más y te rindes a la mitad? ¿Esperas fracasar tu o los demás incluso antes de intentar hacer algo? Si estás haciendo esto, para ahora mismo ya que esta no es la forma en que Dios piensa acerca de nosotros.

No tenemos ni idea en qué punto de nuestras vidas podemos recibir ese impulso para finalmente arrepentirnos, cambiar, esforzarnos con todo lo que somos y tener éxito en todo lo que emprendamos. Si estás confiando en Dios y confesando a Jesús como tu Señor y Salvador, entonces tu avance está a la vuelta de la esquina. Aguanta, sigue haciendo el bien, sigue obedeciendo a Dios y rechazando el pecado, sigue alabando Su nombre sin importar la situación, y muy pronto tendrás un testimonio para Su gloria.

Dios conoce tu futuro, y si sigue apostando por ti y sigue acercándose a ti, es porque para Él, no eres un caso perdido. Cuando Dios nos ve, no ve nuestros pecados o nuestro fracaso, pero ve a su Hijo, Jesús, quien habita en nosotros. Tenemos que hacer lo mismo y ver lo que Dios ve en los demás.

Si Dios se hubiera dado por vencido contigo, no estarías leyendo o escuchando este devocional, no seguiría poniendo a personas en tu camino o publicaciones en tus redes sociales que te hablaran de Jesús y su amor por ti. Él sabe exactamente lo cerca que estás de cambiar tu vida.

En 2 Reyes 13, el rey se dio por vencido después de golpear el suelo solo 3 veces con las flechas según las instrucciones del profeta. El profeta se enojó con el rey porque ahora solo derrotaría al enemigo 3 veces en la batalla, en lugar de las 6 veces necesarias para destruirlo por completo.

Por lo tanto, no dejes de orar por tu situación o por cualquier otra persona que siga rodeando la misma montaña una y otra vez. Nunca sabes si después de esa oración, durante esa canción o ese sermón, tu vida o la de otra persona puede cambiar para siempre.

 


No te rindas contigo mismo ni con los demás, ya que Dios puede hacer lo imposible cuando menos te lo esperas.

 

Oraciones

• Jesús, Tú eres un Sumo Sacerdote misericordioso y fiel, un Sumo Sacerdote sin pecado, un Sumo Sacerdote que puede compadecerse de nuestra debilidad.
• Gracias Señor por nunca darte por vencido con nosotros y por apostar por nosotros.
• Gracias porque podemos permanecer firmes en tu amor por nosotros, y estar confiados de que nadie está fuera de tu alcance.
• Perdónanos por ser negativos con nosotros mismos y con los demás.
• Declaramos que seguiremos orando, cantando y escuchando Tu Palabra a pesar de nuestra negatividad.
• Ayúdanos a dar palabras de aliento a todos aquellos por los que estamos orando, aunque sigan fracasando y sigan atados a sus pecados.
• Queremos ser como el padre del hijo pródigo, que miraba hacia el horizonte con la esperanza de que un día su hijo se arrepienta y vuelva a él.

• Te lo pedimos en el Poderoso Nombre de Jesús. Amén

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *