Skip to content

No Aguantaras Mucho Solo

 

(Números 11:14-17) “Yo solo no puedo llevar a todo este pueblo, porque es mucha carga para mí. Y si así me vas a tratar, te ruego que me mates si he hallado gracia ante tus ojos, y no me permitas ver mi desventura.”

“Entonces el SEÑOR dijo a Moisés: ‘Reúneme a setenta hombres de los ancianos de Israel, a quienes tú conozcas como los ancianos del pueblo y a sus oficiales, y tráelos a la tienda de reunión y que permanezcan allí contigo. Entonces descenderé y hablaré contigo allí, y tomaré del Espíritu que está sobre ti y lo pondré sobre ellos, y llevarán contigo la carga del pueblo para que no la lleves tú solo.’”

 

Dios nunca te enviará a hacer Su obra completamente solo. Él siempre levantará a personas para ayudarte a llegar a tu destino divino, a personas para que te apoyen económicamente y a compañeros de oración a lo largo del camino. El problema es que a la mayoría de nosotros no nos gusta pedir ayuda o admitir que la necesitamos. Él no espera que seas un superhéroe, ni un ‘showman’ solitario. Da igual quien sea nuestro ídolo en la vida, siempre habrá un grupo de personas que tuvieron algo que ver con su éxito.

Dios le ordenó a Moisés que levantara 70 ancianos para que lo ayudaran con la tarea de traer justicia y orden entre el pueblo hebreo mientras cruzaban el desierto, ya que Moisés se estaba consumiendo por dentro. Y no olvides también que Dios levantó a Aarón, el hermano de Moisés, para hablarle al faraón, mientras que Moisés se centró en los milagros para mostrar el poder de Dios.

Dios no espera que lleves el llamado sobre tu vida por ti mismo. Esta ayuda puede venir en forma de un cónyuge, discípulos, simpatizantes, otros hermanos que pueden compartir su sabiduría y experiencia contigo, o incluso ángeles en forma de humanos para que se te abra una puerta que estaba cerrada.

En Éxodo 18, el suegro de Moisés, Jetro, le dio un consejo similar ya que tanto Moisés como el pueblo al que servía se sentían agotados. Este fue un consejo para trabajar en lo natural, que era muy necesario, mientras que la instrucción similar dada por Dios en Números 11 fue para trabajar en lo espiritual. Ambos son importantes, y ambos requieren asistencia.

Lo que debes de aprender aquí es que si todavía dependes solo de su propio entendimiento, solo de tu propia unción, de tus propios talentos y de tu propio tiempo limitado, siempre estarás atrasado en tus tareas y acabaras decepcionado y sin poder cumplir las cosas en el tiempo asignado por Dios.

Jesús levantó discípulos para que lo ayudaran con muchas responsabilidades mientras Él se enfocaba en predicar, discutir con los líderes religiosos, pasar tiempo a solas en oración y hacer milagros. Cuando llegó el momento de que los discípulos mismos fueran e hicieran lo que Jesús estaba haciendo, Él los envió de dos en dos. Después de que Jesús ascendió al cielo, nos envió el Espíritu Santo para enseñarnos, guiarnos y ayudarnos en nuestra misión.

 

Si todavía no has aprendido a apreciar a aquellos que Dios ha puesto en tu vida para ayudarte y compartir responsabilidades para enfocarte en la misión que tienes por delante, pronto te agotarás.

 


Oraciones

• Padre Celestial, Porque Tu nombre es “JESÚS”, porque Tu nombre es “EMANUEL”, porque Tu nombre es “LA PALABRA DE DIOS”, porque Tu nombre es exaltado, Tu nombre es agradable y, Tu nombre es ungüento derramado.
• Gracias, Padre, por llamarnos a cumplir Tus planes y por levantar a personas para ayudarnos a cumplir nuestro destino divino.
• Gracias por darnos consejos a través de otros y enseñarnos a escuchar con humildad.
• Perdónanos por ser demasiado orgullosos para pedir ayuda o admitir que realmente la necesitamos.
• Perdónanos por no confiar en nadie más para llevar parte de nuestra responsabilidad por temor a que no lo hagan con excelencia.
• Pedimos ayuda para asegurarnos de que podamos cumplir nuestra misión.
• Pedimos consejeros que hablen por el Espíritu Santo y nos guíen tanto en lo natural como en lo Espiritual.
• Declaramos que no quedaremos sin fuerzas, cumpliremos nuestra tarea y traeremos gloria a Tu nombre.
•
• Te lo pedimos en el Poderoso Nombre de Jesús. Amén

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *