Skip to content

Prohibido Ver A Jesús

 

(Lucas 18:15) “Y también le traían los niños para que los tocase; lo cual viendo los discípulos, les reprendían.”

(Lucas 9:12) “Y cuando comenzó a declinar el día; llegan los doce, y le dicen: ‘Despide la multitud, para que vayan a las aldeas, y campos de alrededor, y se alojen y hallen alimentos; porque aquí estamos en lugar desierto.’

(Lucas 9:49-50) “Entonces respondiendo Juan, dijo: ‘Maestro, hemos visto a uno que echaba fuera demonios en tu nombre; y se lo prohibimos, porque no sigue con nosotros.’ Jesús le dijo: ‘No se lo prohibáis; porque el que no es contra nosotros, por nosotros es.’

 

Solo por que seas un líder en la iglesia no significa que tengas el mismo corazón compasivo, la misma carga por los perdidos y la misma paciencia que el pastor. Y el hecho de que seas pastor no garantiza que tu amor por las ovejas sea tan profundo como el de Jesús. Tenemos que tener cuidado de no dejar que la autoridad que Dios nos ha dado se convierta en un instrumento en las manos de Satanás.

Entendemos en estos versículos que Jesús usó a sus discípulos como filtros y guardaespaldas cada vez que estaba ministrando. Esto era vital ya que la gente llegaría a cualquier extremo para acercarse a Jesús y tocarlo para ser sanado o recibir su milagro. He visto imágenes en la televisión de personas siendo pisoteadas mientras miles intentan tocar un ídolo de María que desfila por las calles.

¿Recuerdas a los cuatro amigos que se subieron al tejado de una casa, e hicieron un agujero para bajar a su amigo, quien yacía enfermo sobre una cama, para que Jesús lo sanara? El techo podría haberse derrumbado, incluso encima de Jesús.

Sin embargo, vemos que los discípulos a menudo juzgaron mal los deseos de Jesús y se convirtieron en un obstáculo, incluso para niños inocentes. A veces nos negamos a orar para que alguien reciba su bendición porque sabemos que no le dará gloria a Jesús, sino a sí mismo o a sus ídolos, o seguirá en su rebeldía.

ersonalmente, hemos orado por muchos hindúes que han recibido su milagro y nunca se han rendido a Cristo. Nuestras manos, sin embargo, están libres de su sangre, ya que usamos los dones que Dios nos ha dado para ayudar a las personas en necesidad de la intervención milagrosa de Jesús.

Incluso vemos como cuando había creyentes que no hacían las cosas exactamente como lo hacían los discípulos de Jesús, o no eran parte de su grupo, estos, les reprendían y les impedían echar fuera demonios. Esto es común cuando somos de diferentes denominaciones que tienen una diferencia de interpretación con respecto a ciertas doctrinas. Mientras prediquen el arrepentimiento y la salvación solo en el nombre de Jesús, estarán haciendo la obra de Dios.

La primera Iglesia fue establecida por Cristo a través de los discípulos para enseñarnos y guiarnos hacia Él, no hacia cualquier otro hombre, religión, organización o filosofía. Cristo quiere que vayamos directamente a Él y recibamos el perdón de nuestros pecados. Los pastores como yo, solo estamos aquí para ayudarte, animarte, advertirte, orar contigo y aclarar cualquier duda que puedas tener en tu caminar con Él.

 

Una de las señales de que eres parte de una religión falsa es cuando los lideres espirituales te impiden comunicarte directamente con Dios, interpretar las escrituras, o tratan de ser un mediador tomando el lugar de Jesús.

 


Oraciones

• Padre Celestial, Tú eres Jehová Tsidkenu, El Señor Quien es nuestra Justicia, Jehová Tsebahoth, El Señor de los Ejércitos y Jehová Mekaddishkem, El Señor que santifica.
• Gracias Padre por tu corazón compasivo y porque todo el que viene a Ti no es rechazado.
• Perdónanos por ser críticos con aquellos que son de otra denominación, o débiles en su fe, aquellos que no toman en serio tu llamado, y por tener prejuicios hacia aquellos que están atados al pecado.
• No queremos ser como como los discípulos que casi detuvieron el milagro de dar de comer a los cinco mil.
• Declaramos que ya no seremos un estorbo para el trabajo que quieres hacer en la iglesia, en nuestra comunidad y en nuestra nación.
• Declaramos que de ahora en adelante, nuestra compasión por las ovejas nos dará el poder necesario para liberarlas y acercarlas a Jesús.

• Te lo pedimos en el poderoso nombre de Jesús. Amén

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *