Skip to content

¿Tienes Problemas?

 

(Hechos 20:21-24) Testificando á los Judíos y á los Gentiles arrepentimiento para con Dios, y la fe en nuestro Señor Jesucristo. Y ahora, he aquí, ligado yo en espíritu, voy á Jerusalem, sin saber lo que allá me ha de acontecer: Mas que el Espíritu Santo por todas las ciudades me da testimonio, diciendo que prisiones y tribulaciones me esperan.”

“Mas de ninguna cosa hago caso, ni estimo mi vida preciosa para mí mismo; solamente que acabe mi carrera con gozo, y el ministerio que recibí del Señor Jesús, para dar testimonio del evangelio de la gracia de Dios.”

(2 Coríntios 4:8-9) “Estando atribulados en todo, mas no angustiados; en apuros, mas no desesperamos; Perseguidos, mas no desamparados; abatidos, mas no perecemos;”

 

 

¿Cómo es que el problema al cual te enfrentas ahora mismo puede parecerte como una gran montaña, mientras que para otros es solo una pequeña colina? ¿O lo que otros te comparten como un Gigante que los atormenta sin parar, a ti solo te parece un enano fácil de derrotar? Es muy simple, todo depende de la perspectiva como se mire y la de cuanto miedo tienes a perder algo en tu vida, o la vida misma.

En el momento en que dejamos de enfocarnos en las cosas terrenales y la cambiamos hacia la gloria eterna que Dios ha preparado para nosotros, todo encajará. Cuando nos demos cuenta de que somos parte de un plan y un propósito divino más grande que nosotros, podremos enfrentarnos a los problemas con esperanza y con algún sentido a la vida.

Al igual que el apóstol Pablo, se nos avisa de que caminar con Dios implica enfrentarse al sufrimiento, al odio de la humanidad hacia nosotros, el rechazo, y oposición de parte de los poderes de las tinieblas. Pero al mismo tiempo Jesús nos asegura la victoria sobre cada situación, una gloria y una recompensa que viene directamente de Él, y una paz sobrenatural que va más allá de nuestro entendimiento. Él es quien nos hará volar como las águilas sobre esos montes y Él es quien cortará la cabeza de todo gigante que se levante contra Su pueblo.

Cristo promete que seremos aborrecidos por su causa. Esto es normal, ya que cuando empiezas a vivir para Jesús, eres como un pez que va contra corriente. Es muy duro, y todos creen que estás loco y que vas por mal camino. Tu único consuelo es saber que en el fondo del río hay una gran red lanzada por Satanás para atrapar a todos aquellos que se han tomado las cosas con calma y han nadado rio abajo con la corriente.

Hay una canción que dice “Él nunca dijo que todos los días serian soleados, Él nunca dijo que no llovería. Él solo prometió un corazón lleno de canciones de gozo, por las mismas cosas que algún dia causaron dolor”.

 

 

Si solo te han prometido risas, prosperidad, salud, fama y una vida sin oposición en el mundo, entonces te han vendido el evangelio equivocado.

 

 

Oraciones

• Padre Celestial, Tú has librado mi alma de la muerte. Señor, me hiciste valiente con fuerza en mi alma. Has defendido el caso de mi alma.
• Padre, te damos gracias por otro día de victoria planeado para nosotros. Nos mantenemos firmes en tus promesas y declaramos que eres fiel a Tu Palabra.
• Perdónanos por no tener la fe necesaria para enfrentarnos a nuestros problemas y por dudar si siquiera te importaban.
• Rechazamos en este momento el espíritu de negatividad, el espíritu de depresión, el espíritu de miedo, el espíritu de abandono y el espíritu de duda sobre Tus promesas.
• Permítenos hoy entrar en Tu lugar de descanso, donde podamos rendirnos una vez más bajo Tu mano poderosa, y te pedimos una señal milagrosa de favor Hoy en el nombre de Jesús.
• Declaramos que somos atribulados pero nunca derrotados, perseguidos pero no abandonados, derribados pero no destruidos. Somos bendecidos más allá de la maldición, y tu promesa perdurará, y en Tu gozo fuerte soy.
• Aunque la tristeza de noche esté, el gozo llega por la mañana.

• Te lo pedimos en el Poderoso Nombre de Jesús. Amén

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *