Skip to content

Ungido Con Un Propósito

 

(Lucas 4:18-19) “El Espíritu del Señor está sobre mí: Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres: Me ha enviado para sanar a los quebrantados de corazón: Para predicar libertad a los cautivos: Y a los ciegos vista: Para poner en libertad a los quebrantados: Para predicar el año agradable del Señor.”

(Hebreos 11:13) “Conforme a la fe murieron todos éstos sin haber recibido las promesas, sino mirándolas de lejos, y creyéndolas, y saludándolas, y confesando que eran extranjeros y peregrinos sobre la tierra.”

 

Sin un propósito u objetivo en concreto te puedes matar trabajando y nunca llegar a conseguir algo que valga la pena. Hay gente que solo buscan vivir el día a día, disfrutar del momento y de esa manera creen que alcanzaran la felicidad. Jesús sabía que fue ungido por El Espíritu Santo con un propósito y le trajo gozo cumplirlo.

Si no puedes imaginarte parte del gran plan de Dios para tu vida, entonces nunca podrás dar un paso en esa dirección. Independientemente de los planes que tengas para tu vida, el plan de Dios es mejor y más grande, así que te conviene asegurarte ser parte de ese plan. No dependas de tus propias fuerzas, sino déjate caer a los brazos del Dios Todopoderoso y que Él te fortalezca. ¡No se trata de trabajar duro…..sino con cabeza!

Los grandes héroes de la Biblia conocían la promesa de la venida del Mesías y se aferraron a ella. Sabían que su propósito era abrir el camino para Jesús, quien vendría y nos haría libres tanto de la esclavitud de Satanás como del pecado. No se dieron por vencidos cuando se enfrentaron a problemas, ni sintieron que Dios estaba retrasando la promesa. Sabían que Él era fiel y esto les dio un propósito para seguir dando fruto.

Solo Dios puede darte la visión, el deseo, la fuerza y el gozo para el propósito de tu vida. Él conoce tu principio y tu fin. Si de verdad crees que puedes lograr aquello para lo que Dios te ha ungido, entonces debes caminar y hablar como si ya estuviera hecho… porque en lo Espiritual… Dios ya lo ha hecho.

(“Lo que ves con tus ojos te sostendrá y lo que percibes te dará la capacidad de mantenerte firme en los momentos difíciles. No olvides que… ¡si Dios es parte de esto, no puede fallar!” – Bob Gass)

 

Oraciones

• Jesús, Tú eres Mi testigo, El que anda delante de mí, Mi Juez y juez de toda la tierra.
• Gracias, Padre, porque cumples tus promesas y nunca tardas en cumplirlas.
• Danos la fe que tuvieron los grandes líderes antes que nosotros, quienes se aferraron a Tu promesa de un Mesías por venir.
• Nos rendimos una vez más a Tu voluntad y Tu propósito en nuestras vidas.
• Úngenos con los dones y el poder del Espíritu Santo para cumplir todo lo que nos mandas hacer.
• Declaramos que aguantaremos y seremos recordados como hombres y mujeres de fe.
• Gracias por la victoria y el propósito que tenemos en Jesús.
• Padre, si hay algo que estamos persiguiendo de lo que Tú no eres parte, danos la sabiduría para soltar lo y redirigir nuestras fuerzas.

• Te lo pedimos en el Nombre Poderoso de Jesús. Amén

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *