Skip to content

Actitud Vencedora

 

(2 Samuel 22:40) “Pues tú me ceñiste de fuerzas para la batalla, y subyugaste debajo de mí a los que contra mí se levantaron.”
(Efesios 3:16) “para que os dé, conforme a las riquezas de su gloria, el ser fortalecidos con poder en el hombre interior por su Espíritu;”
(Miqueas 3:8) ” Mas yo estoy lleno de poder del Espíritu del Señor, y de juicio, y de fortaleza, para denunciar a Jacob su rebelión, y a Israel su pecado.”
(1 John 5:5) “¿Quién es el que vence al mundo, sino el que cree que Jesús es el Hijo de Dios?”

 

 

La única persona interponiéndose entre tú y tus logros a través de Dios eres tu. No podemos culpar al diablo, ni a nuestra falta de recursos, al gobierno ni a nadie más en nuestras vidas. Cuando Adán fue confrontado por Dios por su desobediencia, inmediatamente culpó a Eva e incluso a Dios indirectamente por haberla creado. Cuando nos paramos frente al espejo espiritual, que es la Palabra de Dios, solo entonces podremos hacer los cambios necesarios para alcanzar el esplendor que Dios tiene para nosotros.

Somos débiles, temerosos y nos desanimamos o distraemos con facilidad del propósito que tenemos por delante. Llenamos nuestras vidas con relaciones y actividades que nos agotan. Nosotros somos los perezosos, llenos de escusas y estamos constantemente desobedeciéndole a Dios. Y somos nosotros los que hemos optado por hacer las cosas separados de Dios en lugar de pactar todo antes con Él.

Dios ya nos ha declarado victoriosos por medio de Cristo, vencedores, fuertes y valientes, y hombres fieles. Él tiene tanta fe en nuestra capacidad de vencer que Sus planes para nosotros siempre son para bendecirnos más y más. Dios nos llama real sacerdocio, santo, templo del Espíritu Santo, justificados en Cristo, hechura suya creada para buenas obras… y mucho más.

Necesitamos vernos tal como Dios nos ve cuando estamos en Cristo. Solo así podremos oír la voz de la Verdad, y sentirnos animados y fortalecidos para caminar en nuestra verdadera identidad. Cambia tu actitud hoy. Ya no estás destinado al infierno, ya no eres hijo del diablo, ya no eres débil ante el pecado, ya no eres inestable en tus emociones y por supuesto ya no estás espiritualmente muerto.

Nadie puede acusarte falsamente, ningún demonio puede tocarte, ningún plan del enemigo obrará en tu contra, y nadie volverá a llamarte débil. Nadie puede meterse contigo o impedirte conseguir lo que Dios tiene planeado para ti.

(“Según la ley de la aerodinámica, los abejorros no pueden volar. Su cuerpo es demasiado grande para sus alas. Pero nadie nunca les informo de este problema, así que simplemente siguen volando. Cuando Dios dice ‘Tú puedes’, cancela el ‘No puedes’ de los demás. Dios anhela encontrar personas que crean en Sus promesas” – Bob Gass)

 


Mantén la cabeza en alto, los hombros hacia atrás y camina como heredero del reino de Dios, simplemente porque has elegido seguirle a Cristo.

 


Oraciones

• Padre Celestial, Tus juicios son como un gran abismo. Tus pensamientos son muy profundos. Tu grandeza es inescrutable.
• Gracias, Padre, porque en Cristo somos completos y capaces de realizar todas las cosas que has planeado para nosotros.
• Gracias porque haces caer a los que se rebelan contra mí.
• Perdónanos por creer las mentiras del diablo y dudar de quienes somos en Cristo.
• Perdónanos por no usar Tu Palabra y Tus Promesas en cada situación de nuestras vidas.
• Declaramos que estamos verdaderamente llenos de poder por el Espíritu del SEÑOR.
• Declaramos que estamos recibiendo de acuerdo a Tus gloriosas riquezas, fuerza en nuestro ser interior y poder a través de Tu Espíritu.
• Venceremos al mundo porque creemos que Jesús es el Hijo de Dios,.

• Te lo pedimos en el poderoso nombre de Jesús. Amén

1 Comment

  1. Maribel
    21 June 2024 @ 10:09

    BENDECIDO VIERNES FAMILIA PRECIOSA Y GRACIAS A DIOS UN DIA MAS POR SU ALIMENTO ESPIRITUAL

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *