Skip to content

¿Cómo Conseguir El Éxito?

 

(Filipenses 2:13)  “Porque Dios es el que en vosotros obra así el querer como el hacer, por su buena voluntad.”

(Mateo 16:26)  “Porque ¿de qué aprovecha al hombre, si ganare todo el mundo, y perdiere su alma? O ¿qué recompensa dará el hombre por su alma? ”   

 

Uno de los libros más estudiados para los que buscan el  éxito financiero se llama “Piense y sea rico” por Napoleón Hill. En él, define el significado verdadero de la riqueza. Él explica que la riqueza no es una cuenta bancaria abundante, una casa grande o un coche de lujo, sino que la riqueza se define por cuántos días puedes dejar de trabajar sin cambiar tu estilo de vida. El resto es simplemente vivir con dinero prestado y la esperanza de continuar con el crédito bancario. Todo aquello que crees que te pertenece no es tuyo hasta que no acabes de pagarlo.

El autor menciona que los ricos de verdad no presumen de su riqueza enseñándosela a todos.  No siempre compran cosas nuevas de marca y no eligen vivir en barrios caros o enviar a sus hijos a colegios privados. Eso solo les obligaría a gastar más de la cuenta y siempre tener que aparentar que siguen siendo ricos. Esto es totalmente contrario a lo que nos venden en los programas de televisión y las redes sociales.

Necesitamos alinear nuestro entendimiento del éxito con la forma en que Dios lo define. Es Él quien nos hace triunfar y nos enseña a seguir disfrutándolo. No tienes una tarea más importante que buscar de Dios hasta que Él te revele claramente tu llamado en la vida. Una vez que lo tengas claro, pídele que te dé la capacidad para cumplirlo. Puedes alcanzar la Fama, la Excelencia Académica, la maestría de un arte o una carrera, una familia numerosa o incluso la libertad financiera y aun así acabar perdiendo tu propósito Divino en esta vida.

(“¡Dios es el único que realmente puede definir lo que significa el éxito en tu vida! ¡El éxito está determinado por el propósito de Dios para ti! Te sorprendería la cantidad de personas con talento que solo se sienten valorados cuando andan en el llamado de otros. Solo el Dios que te llamó sabe si has prosperado o no. ¡No hay manera de definir el éxito sin entender primero el propósito divino! ¡El corazón bombea sangre, y los riñones la purifican!” – Bob Gass)

 

Cada uno tiene una función diferente en el cuerpo de Cristo, y hasta que no encuentres tu lugar y función en él, no podrás tener éxito.

 

Oraciones

  • Jesús, Tú eres la Luz del mundo, La luz verdadera, La luz que ilumina a todo hombre.
  • Gracias porque en Tus manos tenemos éxito y que Tu presencia nos da favor con el hombre.
  • Gracias porque nos has creado con un propósito, una misión y nos has equipado para cumplir con nuestro llamado.
  • Perdónanos por perseguir el éxito que ofrece el mundo y rechazar Tu plan para nosotros.
  • Enséñanos hoy cómo cumplir nuestro llamado y cómo estar siempre en Tu voluntad.
  • Nos sometemos a la prosperidad que Tú has preparado para nosotros y rechazamos las mentiras del mundo.
  • No somos nada sin ti, Jesús. Permite tu gloria brillar a través de nuestras vidas para que todos la vean.
  • Te pedimos que sigas produciendo en nosotros tanto el deseo como la capacidad de hacer lo que te agrada.
  •  
  • Te lo pedimos en el poderoso nombre de Jesús. Amén

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *