Skip to content

Como Entender La Gracia De Dios

 

(2 Pedro 1:2) “Gracia y paz os sean multiplicadas en el conocimiento de Dios y de Jesús nuestro Señor.”

(2 Corintios 12:8-9) “Acerca de esto, tres veces he rogado al Señor para que lo quitara de mí. Y Él me ha dicho: Te basta mi gracia, pues mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, muy gustosamente me gloriaré más bien en mis debilidades, para que el poder de Cristo more en mí.”

(Salmos 119:165) “Mucha paz tienen los que aman tu ley, y nada los hace tropezar.”

 

Hace algunos años, cuando le pregunté a un hindú en España cómo estaba, me contestó: “Todo va bien por la gracia de Dios”. Me sorprendió la respuesta, ya que normalmente así es como responde un cristiano. Así que le pregunté si sabía cuál era el significado de la gracia de Dios. No me pudo responder algo concreto. Muchos de nosotros lanzamos la frase “la gracia de Dios” sin saber lo que realmente significa.

Aunque uno podría pasar un año entero estudiando el tema de la gracia, presento aquí un pequeño ejemplo para entenderla. Imagina que sales de tu casa instruyendo a tus hijos que no jueguen con el balón dentro de casa. Evidentemente, tan pronto como sales por la puerta, lo primero que hacen es empezar a jugar al fútbol dentro de casa. Cuando regresas, tu Televisor de alta gama está completamente destruido y está claro que desobedecieron.

En lugar de castigarlos y gritarles, les sonríes para demostrarles que aún los amas y los sacas a tomar un helado. Esta es la gracia en su forma más inocente. No recibir el castigo que merecemos y obtener los beneficios por los que no somos dignos. Tenías todo el derecho de castigarlos, primero por el gran daño material causado y segundo, porque ignoraron por completo tus instrucciones. Créeme que este tipo de amor incondicional los tocara tan profundamente que nunca volverán a jugar al fútbol dentro de la casa o desobedecerte con tanta frecuencia.

Todos hemos pecado contra Dios y merecemos la separación de Él en el Infierno por toda la eternidad. Pero en cambio, Dios envió a Jesús a pagar por nuestros pecados en la cruz y nos ha perdonado. Y además de eso, Él nos ha dado la autoridad en lo Espiritual para vivir una vida abundante en lo natural. La gracia de Dios cubre todas las áreas de nuestra vida que son débiles o incapaces de agradarle. Pero para poder beneficiarte de esta gracia, tienes que entregarte a Jesucristo como tu único Señor y salvador.

La Gracia dada al Apóstol Pablo fue suficiente para que siguiera aguantando los ataques de Satanás y siguiera luchando la buena batalla hasta el final. Te da la completa confianza de que Dios tiene el control y no importa a lo que te enfrentes, siempre saldrás beneficiado. La gracia representa el amor de Dios en tu vida, y el amor perfecto alejará cualquier forma de temor o duda. A través de la gracia de Dios, tienes todo lo que necesitarás para cualquier necesidad.

 

La clave para que la gracia y la paz crezcan y operen en tu vida es la Palabra de Dios. Cuanto más leas y obedezcas la Palabra, más rebosará Su paz y Su gracia.

 


Oraciones

• Padre Celestial, Tú eres el refugio de los oprimidos, Señor Tú has oído el deseo de los humildes, El que escucha el clamor de los afligidos.
• Gracias, Padre, por Tu gracia que es más que suficiente para enfrentarnos a cualquier desafío.
• Perdónanos por dar por sentada tu gracia de un nuevo día.
• Gracias porque en vez de castigarnos por nuestros pecados, nos ofreces perdón si nos arrepentimos y nos entregamos a Cristo.
• Pedimos que a medida que crecemos en nuestro conocimiento de Cristo, crezcamos en Tu gracia y paz.
• Declaramos que somos victoriosos en cada área de nuestras vidas debido a la gracia sobre nosotros.
• Ayúdanos a amar Tu ley para que tengamos mucha paz y nada nos haga tropezar.

• Te lo pedimos en el Poderoso Nombre de Jesús. Amén

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *