Skip to content

Cuando Dios Te Visita

 

(Lucas 1:34-38) “Entonces María dijo al ángel: ¿Cómo será esto? pues no conozco varón. Y respondiendo el ángel le dijo: El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por lo cual también lo Santo que de ti nacerá, será llamado el Hijo de Dios.’

‘Y he aquí tu prima Elisabet, la que llamaban estéril, ella también ha concebido hijo en su vejez; y éste es el sexto mes para ella; Porque con Dios nada será imposible.’ Entonces María dijo: ‘He aquí la sierva del Señor; hágase a mí conforme a tu palabra.’ Y el ángel se fue de ella.”

(vs 41) “Y aconteció que cuando oyó Elisabet la salutación de María, la criatura saltó en su vientre; y Elisabet fue llena del Espíritu Santo,”

 


Dios sabe cómo cerrar la boca de todos y al mismo tiempo dejarlos boquiabiertos con asombro. Cuando Dios te visita, Él hace algo que va en contra de las leyes de la naturaleza (algo sobrenatural), las leyes de la ciencia (un milagro) y las leyes del tiempo y las estaciones (una provisión divina). Él va más allá de lo imposible y convierte nuestro desorden en un testimonio para Su gloria. Él puede hacer esto a través de Su Palabra, a través de un ángel, a través de otra persona que actúe en Su nombre o personalmente. Estate atento o te lo perderás.

Según las Leyes de la Naturaleza, Elisabet, la prima de María, era estéril y no podía tener hijos. Según la ciencia, María era aún virgen y por lo tanto, no podía estar embarazada. Según los tiempos y las estaciones de los hombres, Elisabet era demasiado vieja y María demasiado joven para criar hijos. Pero cuando Dios las visitó, ambas dieron a luz un milagro.

Elisabet dio a luz a Juan el Bautista, quien preparó el camino para que Cristo se mostrara como el Mesías. Juan fue quien preparó los corazones de aquellos que necesitaban primero arrepentirse y luego seguir a Cristo. Este es el proceso que Dios ha establecido para que todos experimenten el Cielo, primero el arrepentimiento y luego ser adoptados en la familia de Dios.

Personalmente, creo que Dios primero hizo el milagro de Elisabet para animar a María y asegurarle que Dios realmente puede traer vida a una situación imposible. Y observa cómo Juan el Bautista saltó dentro del vientre de Elisabet cuando María vino a visitarlos. Reconoció quién había venido, era Jesús, el salvador del mundo. Inmediatamente, Elisabet fue bautizada con el Espíritu Santo. No sé qué manifestaciones tuvieron lugar en esa reunión, pero definitivamente algo sobrenatural debe haber sucedido.

Aquellos que son de Dios reconocen lo que Él está haciendo, otros simplemente andan a diario preguntándose qué está pasando a su alrededor.

 


Cuando reconozcas quién te visita hoy, también comenzarás a experimentar lo sobrenatural. El Espíritu Santo plantará una semilla dentro de ti, luego la hará crecer y, finalmente, darás a luz el milagro de Dios para ti.

 


Oraciones

• Padre Celestial, Tú eres el que tiene la espada aguda de doble filos. El que convierte a sus ángeles, en Espíritus. Señor, Tú satisfaces el alma que Te ahnela.
• Gracias, Padre, porque eliges visitarnos y derramar Tu Espíritu sobre nosotros.
• Gracias, que contigo todo es posible.
• Perdónanos por dudar de Tu poder y limitar lo que puedes hacer conforme a nuestro entendimiento.
• Declaramos que Tú estás por encima de las Leyes de la Naturaleza, la Ciencia y el Tiempo.
• Ayúdanos a reconocer Tu mano poderosa obrando a nuestro alrededor, para que estemos con ánimo para dar a luz a nuestra bendición.
• Visítanos hoy una vez más Señor, y llénanos del Espíritu Santo.
• Declaramos que daremos a luz a nuestro milagro, y todos darán gloria a Tu nombre.
•
• Te lo pedimos en el poderoso nombre de Jesús. Amén

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *