Skip to content

Cuando Te Odian, Maduras.

 

(Juan 17:14) “Yo les he dado Tu palabra; y el mundo los aborreció, porque no son del mundo, como tampoco Yo soy del mundo.”

(1 Juan 2:15) “No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él.”

(1 Pedro 2:1-2) “Desechando, pues, toda malicia, y todo engaño, e hipocresía, y envidia, y toda maledicencia, desead, como niños recién nacidos, la leche no adulterada de la palabra, para que por ella crezcáis;”

 


Una buena señal de madurez y carácter fuerte es cuando no te dejas influenciar demasiado por lo que la gente piensa de ti. Cuando estas convencido de una verdad moral, sin importar lo que digan los demás, te apegarás a tus creencias y no venderás a Dios para complacer a los hombres. A medida que crezcas en el conocimiento de Cristo y practiques lo que has aprendido, probablemente experimentarás más oposición en el mundo.

Por lo tanto, si te sientes rechazado, no te entienden, tienen prejuicios contra ti y básicamente eres odiado porque vives siguiendo las enseñanzas de Cristo, entonces felicítate porque tú y tu fe están creciendo. Pero no te preocupes, a medida que sigas creciendo y experimentando más y más dificultades, también crecerás en la capacidad de superar todos los desafíos que el mundo te presente.

Crecerás en el favor de Dios y de los hombres. Dios levantará personas que estarán a tu lado y te ayudarán cuando todos los demás te hayan dado la espalda. Puede ser que solo sea un puñado de hombres que te muestren favor, pero serán más que suficientes para marcar la diferencia en tu vida.

Ser querido por todos o participar en cada tradición familiar, fiesta local o fiesta de la oficina no es necesariamente un signo de ser una buena persona. En realidad, se nos aconseja no amar las cosas del mundo porque es señal de que el amor del Padre no está en nosotros.

El peligro surge cuando tus amigos y actividades son las mismas que cuando no eras un verdadero seguidor de Cristo. Pare entonces ya has empezado a negociar con el mundo, has atrofiado tu crecimiento espiritual, has perdido la oportunidad de que Dios forme tu carácter y básicamente ya no puedes asimilar las enseñanzas de la Biblia.

Tu corazón ya no está lleno de la sabiduría, el amor y entendimiento de Dios y harás cualquier cosa para ser aceptado por tus compañeros, incluso si eso significa ir en contra de las enseñanzas de Dios.

 

Si eres odiado por proclamar las enseñanzas de Cristo, estás caminando en la dirección correcta y Su amor reina en tu corazón.

 


Oraciones

• Jesús, Tú eres Aquel que nos llama “Mis Amigos”, Tú eres amigo del pecador, Aquel que está apartado de los pecadores.
• Te damos gracias por darnos la Verdad que nos lava y nos salva.
• Perdónanos por temer lo que otros piensen de nosotros y por haberte negado por vergüenza.
• Perdónanos por desear ser aceptados por todos, y por ignorar Tus mandamientos.
• Te pedimos que nos quites el miedo al rechazo y que entendamos que no pertenecemos a este mundo.
• Te pedimos que nos quites el miedo a perder a nuestros amigos.
• Ayúdanos a comprender que ahora pertenecemos a una familia espiritual mucho más importante.
• Pedimos favor contigo y favor con los hombres y mujeres que has elegido para que nos ayuden a alcanzar nuestro destino.
• Rechazamos en este momento toda clase de maldad y engaño, la hipocresía, los celos y toda clase de calumnias.
• Pedimos tener sed de la leche pura de la palabra para que por ella crezcamos en nuestra salvación.
•
• Te lo pedimos en el Poderoso Nombre de Jesús. Amén

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *