Skip to content

El Compromiso Nos Fortalece

 

(Santiago 1:12) “Bienaventurado el varón que sufre la tentación; porque cuando fuere probado, recibirá la corona de vida, que Dios ha prometido á los que le aman.”

(Matthew 16:24) “Entonces Jesús dijo á sus discípulos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese á sí mismo, y tome su cruz, y sígame.”

 

 

Tiene que haber algo o alguien que te impulse todos los días a levantarte de la cama y hacer tus tareas diarias. Esos deberes a los que te has comprometido pueden ser un trabajo, cuidar de tu hogar o familia, obtener una educación, un ministerio en la iglesia, un llamado de Dios, la necesidad de sobresalir en un deporte o actividad…etc. No importa a lo que te hayas comprometido, deseas verlo acabado y hecho con excelencia. Si no, ¿de qué sirve luchar todos los días y enfrentarte a los desafíos que la vida nos presenta?

Si haces lo que haces sin compromiso alguno, siempre fallarás en completarlo, o el descuido de tu trabajo hará evidente que lo has hecho por puro aburrimiento. Hacer las cosas a medias o sin pasión, solo te llevará a la mitad del camino para lograr tus metas. Si te falta la pasión, entonces pídele a Dios que te la dé.

Un compromiso no está sometido a nuestras emociones o sentimientos. No abandonas a tus hijos o a tu cónyuge porque un día te despiertas y simplemente ya no sientes el mismo amor que al principio. Tu deber, es lo único de lo que te tienes que preocupar en cumplir. Esto es lo que separa a los hombres de los jóvenes inmaduros. Tenemos que luchar hasta el final y cumplir con nuestro llamado sin importar los desafíos.

Jesús nos dio la clave para disfrutar todo lo que Él nos puede dar. La clave es olvidarnos de nosotros mismos, nuestro dolor, nuestra lucha y nuestras emociones y enfocarnos en la meta, el llamado y el deber sin importar lo que nos ocurra. Seguir de cerca a Cristo significa morir a nosotros mismos para ser sacrificados por la salvación de las almas perdidas.

Si quieres crecer en tu caminar con Cristo, te animo a que te comprometas con una tarea en tu iglesia, aunque sea online. Te garantizo que nunca más faltarás a un culto por estar deprimido o por lo que alguien dijo o hizo.


(“Hay una gran diferencia entre estar interesado o comprometido. Cuando estás interesado en hacer algo, lo haces solo cuando es conveniente. Cuando estás comprometido, no aceptas excusas, solo resultados.” Bob Gass)

 

El compromiso es la voluntad de hacer lo que haga falta, con tal de cumplir las promesas que le has hecho a Dios y a los hombres.

 


Oraciones

• Jesús, Tú eres el que se llama David el Rey, el que se llama David el siervo, Señor Tú eres digno de ser alabado.
• Gracias porque eres nuestro ejemplo de compromiso. Sin importar cuales fueron los desafíos, aún así acabaste Tu misión de pagar por nuestros pecados en la cruz.
• Gracias porque aunque te traicionamos, te insultamos e incluso te abandonamos, aun así decidiste obedecer a Dios y someterte a su maravilloso plan para salvarnos.
• Perdónanos por rendirnos fácilmente cuando las cosas se ponen difíciles o cuando no conseguimos lo que hemos estado pidiendo en oración.
• Perdónanos por comparar nuestra situación con la de los demás y pensar que merecemos más.
• Ayúdanos a comprometernos contigo muriendo a nosotros mismos, nuestros deseos egoístas, nuestro dolor y nuestros pequeños sueños que nos mantienen estancados en tu gran plan para el mundo.
• Por fe, esperamos la corona de la vida que se nos prometió al soportar todas las dificultades y no flaquear en nuestro compromiso con Tu llamado sobre nuestras vidas.
•
• Te lo pedimos en el Poderoso Nombre de Jesús. Amén

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *