Skip to content

Todos Quieren Sentirse Importantes

 

(Santiago 1:19) “Por esto, mis amados hermanos, todo hombre sea pronto para oir, tardío para hablar, tardío para airarse:”

(Filipenses 2:3-4) Nada hagáis por contienda ó por vanagloria; antes bien en humildad, estimándoos inferiores los unos á los otros: No mirando cada uno á lo suyo propio, sino cada cual también á lo de los otros.”

 

 

¿Sabes cómo averiguar si alguien realmente te respeta o si le importas? Es muy fácil. ¿Acaso se toman el tiempo para escuchar lo que tienes que decir? ¿Si te dan por sentado y no valoran quién eres, entonces, no se preocuparan por oír tus puntos de vista, aprender más sobre ti, respetar tu opinión e incluso pasar tiempo contigo.

En una relación romántica, la intimidad física no lo es todo. También importa el tiempo que uno pasa con su cónyuge compartiendo sus sueños, sus temores, metas, fracasos, experiencias del pasado, lo que uno espera del otro y poder contar los secretos que no han podido contarle a nadie más.

Todos están preocupados por poder dominar unos a otros en lugar de animarse los unos a otros. Siempre queremos asegurarnos de que se nos escuche, ya que solo nuestra opinión es la que importa, en lugar de escuchar con paciencia a otros. Querer siempre tener la última palabra en una conversación es una señal de inseguridad, especialmente durante una discusión.

Cuando le preguntas a alguien cómo está, ¿realmente te importa o es solo una pregunta común que haces sin pensar? Imagínate si esa persona te tomara en serio y comenzara a compartir contigo todos sus problemas y desafíos diarios. ¿Serías capaz de amarlos hasta el punto de escucharlos sin tratar de darles consejos o corregirlos? Se necesita mucho amor para sentarse y escuchar a alguien.

Solo cuando empieces a pensar en ti como inferior a los demás, estarás dispuesto a escuchar lo que tienen que decir y a valorarlos. Intenta hacer esto con cualquier persona mayor, cualquier niño o incluso una persona sin techo. Siéntate con ellos y comienza a hacerles preguntas sobre su día, su experiencia en la vida y su opinión sobre cualquier tema, y verás que su rostro brilla de alegría porque acabas de hacerles sentir que son valiosos e importantes. Sí, incluso las personas sin techo tienen una historia que contar y es posible que aprendas un par de cosas de ellas.

Jesús pasó tiempo con los que los líderes religiosos ignoraron. Se sentó y escuchó a las mujeres, los recaudadores de impuestos, los mendigos y los rechazados por la sociedad a causa de una enfermedad. Incluso dio tiempo para escuchar a los niños, que normalmente son considerados como una molestia. Necesitamos amar como Él lo hizo y estar seriamente interesados en lo que otros tienen que decir. Esta es una de las formas en las que podemos demostrar que de verdad amamos a alguien.

 

No es fácil ver a todos como mejores que uno mismo, pero les cambiara la vida tanto a ellos como a ti.

 


Oraciones

• Jesús, Tú eres el Don de Dios, Cristo nuestra Pascua, La propiciación por nuestros pecados.
• Gracias por amarnos y caminar por la tierra en medio de la humanidad.
• Gracias por mostrar compasión y misericordia hacia los rechazados de la sociedad.
• Te pedimos que recibamos Tu corazón por los perdidos y los que sufren.
• Danos la capacidad de amar a los que no son amados y de tomarnos el tiempo para escuchar a aquellos que a nadie le importan.
• Perdónanos por ser insensibles o demasiado orgullosos.
• Quítanos el orgullo que no nos permite escuchar lo que otros tienen que decir.
• Pedimos que seamos sensibles a la necesidad de escuchar a los de nuestra familia, nuestra iglesia y nuestra comunidad.
• Enséñanos cómo hacer que todos los que nos rodean se sientan valiosos e importantes.
• Gracias porque podemos mostrar Tu amor a los demás simplemente escuchándolos.
•
• Te lo pedimos en el Poderoso Nombre de Jesús. Amén

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *