Skip to content

El Demonio Odia la Adoración

(Hebreos 13:15) “Así que, por medio de Él ofrezcamos siempre a Dios sacrificio de alabanza, es decir, el fruto de nuestros labios dando gracias a su nombre.”

(Salmos 113:3) “Desde el nacimiento del sol hasta donde se pone, sea alabado el nombre del Señor.”

(Salmos 150:6) “Todo lo que respira alabe al Señor. Aleluya.”

(Hechos 16:25-26) “Pero a media noche, Pablo y Silas oraban, y cantaban himnos a Dios; y los presos los oían. Y repentinamente hubo un gran terremoto, de tal manera que los cimientos de la cárcel fueron sacudidos; y al instante se abrieron todas las puertas, y las cadenas de todos se soltaron.”

 

Hay un poder tremendo en el acto de la alabanza y la adoración. Cada vez que hacemos esto, estamos declarando el amor, la grandeza, la compasión, el poder, la misericordia y todos los demás atributos de Dios que podemos leer en el libro de los Salmos. Dios nos ordena a nosotros y a los ángeles que adoremos el nombre de Jesús. Este acto de adoración es algo que no es siempre fácil de hacer, y el diablo sinceramente lo odia.

La Biblia nos enseña que el diablo era el líder de alabanza de todos los ángeles antes de ser expulsado de la presencia de Dios y arrojado a la tierra en espera del juicio final de Dios. Tuvo celos de la adoración que Dios estaba recibiendo y quería algo para él. Por lo tanto, cada vez que tú y yo alabamos al Señor, estamos haciendo lo que él solía hacer en la presencia de Dios, y esto le enfurece.

Es por eso que somos tan atacados en lo emocional cada vez que decidimos entrar en un tiempo de alabanza y adoración. No tenemos ganas, nos sentimos avergonzados de lo que otros dirán a nuestro alrededor, sentimos que tal vez todo es en vano, o que somos hipócritas al obligarnos a nosotros mimos a adorar a pesar de tener la mente en otras cosas…etc.

Pero cuando a pesar de toda tu depresión, tus penas y luchas alabas a Dios, el diablo se confunde al ver que todas sus estrategias son inútiles. Cuando Pablo y Silas fueron encarcelados por predicar el nombre de Jesús, se pusieron a alabar y cantar dentro del calabozo. El poder fue tal que las paredes temblaron, las puertas se abrieron y no sólo sus cadenas sino también la de los demás presos se cayeron y todos eran libres.

(“En Hebreos 13 aprendemos tres cosas importantes acerca de la alabanza. Primero, debe ser continuo, ¡no de vez en cuando! Segundo, debe ser un sacrificio, ¡no solo cuando tengas ganas! Tercero, debe ser audible, no solo en silencio para ti. Si todavía respiras, deberías de estar alabando.” – Bob Gass)

He sido testigo de cómo a menudo durante el tiempo de alabanza y adoración en la iglesia, gente ha sido liberada de la opresión diabólica, o han recibido sanidad tanto física como emocional.

Oraciones

• Dios eterno, Santo y terrible es Tu nombre, Tu nombre es grande en poder, oh Señor, y Tu nombre es glorioso.
• Te pedimos que aceptes nuestro sacrificio de alabanza. Te damos toda la gloria y el honor y la adoración. Solo Tú eres digno de verdadera adoración, Jesús.
• Que el fruto de nuestros labios siempre Te dé las gracias.
• Perdónanos por tener vergüenza de expresar nuestra adoración en público. Ayúdanos a dejarnos llevar y entrar verdaderamente en un estado total de libertad para alabarte en todo momento.
• Pedimos que nuestras vidas sean una alabanza constante hacia Ti y que otros sean liberados de sus cadenas cuando alabemos.
• Danos el corazón de David que aprendió a alabarte en todo momento.
• Danos una nueva canción que contradiga todas las palabras negativas que hemos declarado en el pasado.

• Te lo pedimos en el poderoso nombre de Jesús. Amén

1 Comment

  1. Maribel
    2 June 2024 @ 10:48

    BENDECIDO DOMINGO FAMILIA PRECIOSA HAY PODER EN LA ALABANZA SE RRONPEN CADENAS Y HAY LIBERACION HAY RESTAURACION EN EL PRECIOSO NOMBRE DE JESUS

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *