Skip to content

Examina Tu Actitud

(Filipenses 2:3-7) “Nada hagáis por contienda o vanagloria; antes bien con humildad, estimándoos unos a otros como superiores a sí mismos, no mirando cada uno a lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los demás. Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús; el cual, siendo en forma de Dios, no tuvo por usurpación el ser igual a Dios; sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; ”

(Mateo 7:12) “Así que, todas las cosas que queráis que los hombres os hagan, así también haced vosotros a ellos; porque esto es la ley y los profetas.”

 

La actitud con la cual nos comportamos con los de más puede determinar nuestro futuro. No importa quién seas, de una manera u otra siempre tendrás que depender y trabajar con otros. No eres un ordenador o solo una cuenta en las redes sociales, eres un ser humano con sentimientos, ambiciones y deseos en la vida.

Dios claramente nos indica que lo que sembremos, esto cosecharemos. Si tratamos a las personas con respeto y no andamos menospreciándolas, encontraremos favor con ellas. Dios siempre recompensará a los humildes y nos honrará en público al hacer lo debido, incluso si nos hace parecer débiles frente a los demás.

Te reto a que trates de estimar a los demás como superiores a ti mismo. Eso significa que tendrás que escuchar más que hablar, servir en vez de ser servido, pedir consejos en lugar de dar siempre tu opinión sobre todo, dar les constantemente un cumplido en todo lo que hacen…etc. Créeme que es más difícil de lo que parece, ya que todos nos creemos el regalo de Dios a esta generación.

Jesús nos ordena a tratar a los demás como queremos ser tratados. Automáticamente, nuestra mente se enfoca a no hacer daño a los demás, para no recibir daño alguno a cambio. Esto se debe a que somos egoístas y queremos evitar que nos pasen cosas malas, así que solo por esta razón, intentaremos evitar lastimar a los demás. Pero Cristo, en verdad, nos está dando una orden para hacer el bien para que a su vez recibamos el bien que deseamos.

Si quieres ser amado, ámalos primero. Si quieres ser respetado y reconocido por los demás, hazlo primero por ellos. Si quieres que te den lo que no mereces, hazlo a los demás. Si quieres que Dios y otros te perdonen, aprende a perdonar a todos.

Somos llamados a tener la misma actitud que Cristo, quien siendo Dios en forma de hombre, no destruyó a nadie que lo desafiara, insultara, se burlara de Él, golpeara o incluso acusara falsamente para acabar en la cruz como un vulgar delincuente. Simplemente se humilló y mostró amor hacia los que se le oponían, y hacia los que optaron por seguir viviendo con sus pecados. Él nos trató como Su valiosa creación, y no como humanos apartados de la verdad decididos a lastimarse unos a otros.

Pídele a Dios que te ayude a examinar tu actitud hoy y empieza a tratar a los demás no como son, sino como te gustaría que fueran.

Oraciones

• Padre Celestial, ¡Oh! Tú que escuchas la oración, a Ti vendrá toda carne. No hay nada demasiado difícil para ti, oh mi Señor. Todo lo has hecho hermoso en su tiempo.
• Perdónanos por andar despreciando a los demás y solo enfocándonos en sus faltas.
• Perdónanos por ignorar Tus advertencias sobre cosechar la actitud que hemos sembrado hacia los demás.
• Te pedimos que nos des la mente de Cristo y que veamos la belleza en los demás.
• Ayúdanos a siempre darles un cumplido a los demás, a darles lo mejor de lo que tenemos, a respetar su opinión y a dejar que se sientan valorados.
• Declaramos que personas buenas y de ayuda se cruzarán en nuestro camino a medida que sigamos pensando en los demás como superiores a nosotros.
• Te damos gracias, Jesús, por hacerte un esclavo y vivir entre nosotros para mostrarnos el amor de Dios.
•
• Te lo pedimos en el poderoso nombre de Jesús. Amén

1 Comment

  1. Maribel
    3 June 2024 @ 10:14

    Bendecido lunes familia

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *