Skip to content

Es Difícil Perdonar

https://youtu.be/Nr-UeAt4vj8

 

(Mateo 6:14-15) “Porque si perdonáis a los hombres sus transgresiones, también vuestro Padre celestial os perdonará a vosotros. Pero si no perdonáis a los hombres, tampoco vuestro Padre perdonará vuestras transgresiones.”

(Juan 20:23) “A quienes perdonéis los pecados, estos les son perdonados; a quienes retengáis los pecados, estos les son retenidos.”

(Job 42:10) “Y el SEÑOR restauró el bienestar de Job cuando este oró por sus amigos; y el SEÑOR aumentó al doble todo lo que Job había poseído.”

 

 

No importa como de santo o bueno creas que eres, el perdonar no es fácil. Sí, perdonamos a nuestros hijos, cónyuge, amigos y familiares una y otra vez, pero a veces el dolor y la traición son tan profundos que no logramos que nuestro corazón los perdone del todo. Hablo desde mi propia experiencia, donde la traición y el rechazo han sido tales que mantener la distancia era la única opción. Seguir en contacto con aquellos quienes me habían lastimado deliberadamente fue tan doloroso que me causó tanta ansiedad y resentimiento que acabo afectando mi salud.

Gracias al amor que Cristo ha puesto en mi corazón y porque yo también quiero ser perdonado, fue que pude perdonarlos de verdad, sin importar lo que hayan hecho, y seguir orando por ellos.

Claro está, que Dios no permitirá que los que hieren o insulten a Sus hijos, los huérfanos o a los siervos de Dios se salgan con la suya, pero necesitamos poder vivir sin resentimiento si queremos seguir siendo fructíferos en Cristo. Es posible que te clasifiquen como idiota o un perdedor por no defenderte o por incluso ayudar a lo que te han lastimado, pero Dios no será burlado, lo que han sembrado, eso cosecharán.

El primer paso para poder perdonar es entregar todo el dolor, la ansiedad y la frustración a Dios y pedirle que ponga en tu corazón un amor sobrenatural por aquellos que te han lastimado. Jesús es nuestro ejemplo a seguir, ya que, si los que lo crucificaron supiesen a quien insultaban, se habrían detenido. Él sufrió lo que tú y yo solo nos podemos imaginar en cuanto a la traición, los insultos, acusaciones falsas, el rechazo y el dolor físico, pero aun así, hizo lo correcto al perdonar y resucitó victorioso.

(“Cuando Job oró por sus amigos, Dios restauró su salud, su gozo y su prosperidad. ¿Sabes quiénes eran los amigos de Job? Los mismos que le causaron tanto dolor. ¡Ahí está la clave! Puedes vivir enojado o bendecido, ¡pero no puedes vivir ambos a la vez! Cuando Job pudo orar por aquellos que lo habían lastimado, las bendiciones de Dios comenzaron a derramarse sobre su vida”. – Bob Gass)



Dios nos perdonará todo lo malo que hayamos hecho si verdaderamente nos arrepentimos. Sin embargo, solo tú tienes la autoridad para perdonar a aquellos que llevas dentro de tu corazón por lo que te han hecho. Esta es una gran responsabilidad ya que podría afectar tu caminar con Dios y tu capacidad para orar por ellos.



Oraciones

• Jesús, Tú fuiste contado entre los transgresores, El que intercediste por los transgresores, Tus llagas nos sanan.
• Gracias por ir a la cruz para pagar por nuestros pecados contra Dios. Gracias porque perdonaste a los que te lastimaron y nos diste un ejemplo a seguir.
• Perdónanos por no ser lo suficientemente humildes para perdonar y por no entender las consecuencias de no perdonar.
• Recibimos hoy toda la sanidad, bendiciones y restauración cuando comenzamos a perdonar y orar por aquellos que nos ofendieron.
• Danos el amor necesario para perdonar como Tú nos has perdonado.
• Perdonamos ahora mismo a aquellos que nos han hecho daño, nos han apuñalado por la espalda y nos han ridiculizado.
• Oramos por los que han hecho mal contra nosotros y Te pedimos que nos liberes de cualquier resentimiento contra ellos.
• No permitas que ningún pecado por falta del perdón nos impida estar en la plenitud de Tus bendiciones.

• Te lo pedimos en el poderoso nombre de Jesús. Amén

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *