Skip to content

Has De Ser Quebrantado

 

(Marcos 14:3) “Y estando Él en Betania, en casa de Simón el leproso, y sentado Él a la mesa, vino una mujer trayendo un frasco de alabastro de ungüento de nardo puro, de mucho precio, y quebrando el frasco de alabastro, se lo derramó sobre su cabeza.”

(Mateo 14:19) “Entonces mandó a la multitud recostarse sobre la hierba, y tomó los cinco panes y los dos peces, y levantando los ojos al cielo, bendijo, y partió y dio los panes a sus discípulos, y los discípulos a la multitud.”

(Mateo 21:44) “Y el que cayere sobre esta piedra, será quebrantado; y sobre quien ella cayere, le desmenuzará.”

 

No importa como de grande sea el ministerio, lo impresionante que sea la predicación ni cuan poderosa la unción del Espíritu Santo, todo pastor confesará que Dios tuvo que quebrantarlos antes de comenzar a edificarlos para que fueran eficaces para el Reino de Dios. Cuando nos entregamos a Cristo, lo primero que hace Dios es vaciarnos de todas aquellas cosas que nos alejaron de Él por tanto tiempo. Es por eso que primero necesitamos ser quebrantados por El.

También tenemos la responsabilidad de someter a los pies de Cristo todo lo que era importante para nosotros antes de conocer lo. Todas las cosas o personas que le entreguemos a Él nos serán devueltas santificados y multiplicados si es parte de Su voluntad. Esto requerirá alinear nuestras prioridades y nuestro sistema de valores con el Suyo.

Esta fue precisamente la razón por la que Dios tuvo que hacer que Su pueblo vagara durante 40 años en el desierto antes de llevarlos a la Tierra Prometida. Tuvo que romper el molde que lleno de adoración a ídolos, miedo e incredulidad hacia las promesas de Dios, la autocompasión, y una mente que había vivido durante siglos bajo la esclavitud de Faraón. Los sacó de Egipto, pero ahora tenía que sacar a Egipto de sus corazones.

Solo después de que el rey Nabucodonosor, rey de Babilonia fue quebrantado por Dios durante siete años para vivir literalmente como un animal salvaje en los campos, este, pudo ser restaurado de nuevo a su cargo, para que Dios recibiera la gloria. Lo primero que declaró el rey cuando recuperó su mente fue que no hay otro Dios digno de ser alabado. Es exactamente donde Dios te quiere ver a ti.

Si no caes a los pies de Jesús y te dejas quebrantar, Él acabará cayendo sobre ti y te aplastará. Él hará esto para salvar tu alma, incluso si eso significa que sufrirás durante una temporada.

(“Solo cuando María quebró el vaso de alabastro, pudo derramar su contenido sobre Jesús como un acto de adoración. Solo cuando se partieron los panes y los peces, se pudieron multiplicar y alimentar a la multitud hambrienta. ¿Lo has captado? Todos necesitamos ser quebrantados.” – Bob Gass)

 

 

Dios te quebrantará antes de que pueda rehacerte y moldearte de nuevo a Su plan original. Puede ser que duela, pero te alegrarás de que Él lo haya hecho.

 

 

Oraciones

• Maestro del Universo, Tu nombre es Jesús. Eres Dios Eterno, Emanuel y la Palabra de Dios.
• Padre, Tú has hecho todas las cosas y todo está bajo Tu dominio.
• Gracias por quebrantarnos en Tu amor para moldearnos de acuerdo a Tu plan.
• Te pedimos que abras nuestros ojos espirituales para ver que todo saldrá bien para nosotros, si continuamos rindiéndonos a Tu voluntad.
• Úsanos para las cosas grandes y poderosas que solo Tú puedes hacer.
• Nos derramamos a los pies de Jesús ahora mismo. Quita todo lo que obstaculice tu proceso de poda y limpieza en nuestras vidas.
•Cambia mi corazón oh Dios, renuévalo y que sea como el tuyo.
• Tú eres el alfarero, yo soy el barro. Quebrántame y moldéame a Tu gusto.
•
• Te lo pedimos en el poderoso nombre de Jesús. Amén

 

1 Comment

  1. Maribel
    26 May 2024 @ 10:35

    Bendiciones y que el Señor Jesucristo os siga usando para su gloria sois una bendicion bendecido domingo

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *