Skip to content

Hay Poder En Un Propósito

https://youtu.be/JzhJud5mHhM

 

(Hebreos 13:16) “Y no os olvidéis de hacer el bien y de la ayuda mutua, porque de tales sacrificios se agrada Dios.”

(Marcos 8:36) “Pues, ¿de qué le sirve a un hombre ganar el mundo entero y perder su alma?”

(Colosenses 1:16) “Porque en Él fueron creadas todas las cosas, tanto en los cielos como en la tierra, visibles e invisibles; ya sean tronos o dominios o poderes o autoridades; todo ha sido creado por medio de Él y para Él.”

 


¿Sabes qué tienen en común las siguientes celebridades? ¿El cantante Kurt Cobain, el escritor Ernest Hemingway, el actor de Bollywood Sushant Singh Rajput, el actor y comediante Robin Williams y Lois Lane de Superman? Todos eran ricos, famosos y brillaban en sus talentos, pero todos acabaron en el suicidio. Incluso después de alcanzar alturas con las que la mayoría de nosotros nunca podríamos soñar, siguieron sin tener un propósito en la vida. No pretendo ignorar por la depresión que debieron sufrir, pero lo cierto es que perdieron el propósito de seguir viviendo un día más.

Desafortunadamente esta forma de pensar, es más común de la que crees, ya que mundialmente, el suicidio está en auge. Parece haber una sensación de haberlo probado todo y experimentado todo a una edad temprana hasta el punto en que, como adultos, nos aburrimos de la vida. Los placeres sencillos ya no nos satisfacen y necesitamos seguir probando más y más experiencias desafiantes para darnos morbo y gozo en la vida.

Probablemente es así como la mayoría de los drogadictos, asesinos en serie y pervertidos sexuales comenzaron.
Sin embargo, cuando nos rendimos a Cristo, empezamos a ver un nuevo propósito en la vida. Ya no se trata de cuánto podemos disfrutar de la vida, cuán famosos nos volvemos o cuánto dinero podemos ganar. Nuestra vida ahora tiene un propósito divino centrado en cuánto podemos servir a los demás, cuántos podemos guiar a Cristo y cuánto gozo puede traer nuestras vidas a quienes nos rodean.

Dios se complace en nosotros cuando nos entregamos por completo y lo que tenemos a los demás. Él no solo nos ordena que lo hagamos, sino que también nos da y nos equipa con los talentos y la prosperidad para hacerlo.

Si todos tus talentos solo se usan para llenar tu cuenta bancaria, ¿adivina qué? No te será de provecho en el más allá. Sin embargo, si inviertes parte de lo que tienes para influenciar y ayudar a esta generación, dejarás un legado que realmente hará el bien y traerá gloria a Cristo.

 

Cuando nos demos cuenta de que hemos sido creados POR Cristo y PARA Cristo, nuestras vidas se volverán tan preciosas para nosotros que dejaremos de perder el tiempo estando deprimidos o tratando de encontrar un propósito para nuestra existencia.

 


Oraciones

• Padre celestial, Tú eres Rey de reyes, Rey de gloria, Gran rey, Rey de los santos, Rey de Salem, Rey de justicia, Rey eterno e inmortal. Te alabamos.
• Gracias, Padre, que en Cristo encontramos un propósito divino que no se basa en lo que otros nos puedan dar.
• Gracias por crearnos Para obras divinas y para cosas grandes y maravillosas.
• Perdónanos por tratar de encontrar un propósito en cosas que perecerán y solo traerán gloria a nuestro nombre.
• Perdónanos por tratar de imitar a los hombres y celebridades, pensando que alcanzaremos la felicidad y la alegría a través de ello.
• Danos hoy la habilidad para servir a otros con los talentos que nos has dado.
• Enséñanos a superar nuestra depresión y las mentiras de Satanás que quiere destruir nuestra vida.
• Declaramos que haremos las cosas que te agradan.
• Declaramos que hemos sido creados por Cristo y para Cristo.
• Nada nos distraerá más de nuestro propósito divino y seremos recordados como aquellos que cambiaron la vida de aquellos que nos conocieron.

• Te lo pedimos en el Poderoso Nombre de Jesús. Amén

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *