Skip to content

Invierte En Tu Futuro

 

(Proverbios 11:30) “El fruto del justo es árbol de vida; y el que gana almas es sabio.”

(Daniel 12:3) “Y los entendidos resplandecerán como el resplandor del firmamento; y los que guiaron a muchos a la justicia, como las estrellas, a perpetua eternidad.”

(Lucas 12:33-34) “Vended lo que poseĂ©is, y dad limosna; haceos bolsas que no se envejezcan, tesoro en el cielo que no se agote; donde ladrĂłn no llega, ni polilla corrompe. Porque donde está vuestro tesoro, allĂ­ tambiĂ©n estará vuestro corazĂłn.”

 

No me sorprende que gran parte del apoyo que reciben la mayoría de las iglesias proviene de personas jubiladas. No necesariamente porque la mayoría de las iglesias están llenas de gente mayor, aunque esa parece ser la tendencia. Aparentemente, los ancianos se han dado cuenta de que no van a llevar nada de su riqueza al otro lado, pero en realidad pueden enviarla delante de ellos. La forma de hacerlo es invertir en el reino de Dios, para lo cual Dios ya nos ha dado instrucciones en Su Palabra.

La Biblia nos enseña claramente que después de la muerte, seguimos viviendo con más o menos beneficios, si es que acabamos en el cielo, dependiendo de nuestras palabras, sacrificios y caridad mientras estábamos vivos. También se nos advierte que todo lo que hemos hecho será probado por fuego, y solo permanecerán aquellas cosas que Dios valora.

Cuando Jesús nos aconseja que vendamos todo lo que tenemos y se lo demos a los pobres, no está hablando en un sentido literal (aunque no hay nada de malo en hacer esto). Aquí Cristo se está asegurando de que examinemos nuestras prioridades y que atesoremos y valoremos más las cosas de Dios que las cosas del mundo. Al dar frecuentemente, al no tener la ansiedad por acumular más y más, y al no sacrificar nuestra salud y vida familiar para hacernos un nombre, le mostramos a Dios dónde está nuestro corazón.

Ahora, la gran pregunta es, ÂżcĂłmo invertimos en la vida eterna? Es muy sencillo, ganando almas para Cristo.
Como pastor, solo puedo comunicarme con aquellos con los que estoy en contacto directo, o si nos ven a través de las redes sociales. Es por eso que apoyamos a otros pastores alrededor del mundo que llegan físicamente a las almas en áreas remotas donde nosotros no podemos. Es de gran satisfacción saber que al otro lado de la muerte seremos participes del tesoro que hemos ayudado a almacenar al dar a los demás.

Puedes alistarte como soldado e ir personalmente a luchar al frente y ganar almas o puedes apoyar el entrenamiento y el envío de aquellos que están dispuestos y son capaces de ir. Dios considera sabios a los que deciden hacer ambas cosas.

 

 

Sin embargo, según la Biblia, si no has aceptado primero a Cristo como tu único Señor, nada de esto importa.

 


Oraciones

• Padre celestial, gracias por las maravillas de tu ley. Señor, Tú me has hecho esperar en Tu Palabra. Tu Palabra me da vida.
• Padre, gracias por darnos la capacidad de prosperar y disfrutar de la vida.
• Gracias, porque nos has abierto un camino para almacenar tesoro en el cielo.
• Perdónanos por ignorar lo espiritual y por depender sólo de lo natural.
• Perdónanos por no dar como debemos hacia Tu Reino y Tu pueblo.
• Ayúdanos a continuar apoyando a aquellos que están trabajando por Tu reino y llevando almas a los pies de Cristo.
• Declaramos que empezaremos a acumular tesoros en el cielo donde la polilla y los ladrones no lo pueden alcanzar.
• Elegimos volvernos sabios y comenzar a ganar almas para el Reino.
•
• Te lo pedimos en el poderoso nombre de Jesús. Amén

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *