Skip to content

La Obsesión De Dios

 

(Génesis 3:8) “Y oyeron la voz de Dios que se paseaba en el huerto al aire del día; y Adán y su esposa se escondieron de la presencia de Dios entre los árboles del huerto.”

(Hebreos 11:6) “Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que a Dios se acerca, crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.”

(Juan 3:16) “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en Él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.”

 


¿Alguna vez has estado tan obsesionado con alguien que estabas dispuesto a renunciar a todo solo para poder tener una relación con esa persona? Tal vez uno de tus artistas favoritos, estrellas de cine o jugadores de fútbol favoritos te impulso a querer ser como ellos y creer que todo es posible. ¿Recuerdas la primera vez que te rompieron el corazón y viviste un tiempo obsesionado por esa persona, deseando que te aceptara de nuevo? ¿A qué habrías renunciado para que hicieran eso?

Bueno, Dios está tan obsesionado con nosotros que hizo un inmenso sacrificio al enviar a Jesús a morir en la cruz para pagar por nuestros pecados. Él hizo esto para que pudiéramos ser de nuevo reconciliados con Él. No es que Él nos necesite o no pueda vivir sin nosotros, pero le duele cuando Su creación desobedece y se destruye a sí misma.

La obsesión de Dios no es solo que tengas una relación con Él como la tuvo Adán en el Jardín del Edén antes de la Caída, sino que dependas completamente de Él para todo, y creas todo lo que Él dice que puede hacer y hará por ti. Solo cuando empieces a creer en Dios y Su Palabra sin ningún tipo de duda en tu corazón, comenzarás a ver los milagros sobre los que lees en la Biblia.

Incluso si cometiste un error y lo desobedeciste, Él todavía viene a buscarte para hacerte saber que te ama y que tiene el poder de cambiar todas las cosas para nuestro beneficio. No ocultes tu pecado ni a ti mismo, como lo hicieron Adán y Eva de Su presencia, ya que Él sabe todas las cosas y ve todas las cosas.

(“¡La mayor obsesión de Dios es que crean en El! ¡Su mayor dolor es que duden de El! ¡Piénsalo! Cada esfuerzo de Dios tiene un propósito: ¡encontrar a alguien que crea en El! Él quiere que te acerques a Él cuando tengas una necesidad; ¡Él quiere que confíes en Él! ¿Qué padre no quiere esto? Cuando le pides a El, reconoces Su sabiduría, y también reconoces tu total dependencia en Él. ¡A Él le gusta eso! Si tu visión no requiere de Dios, ¡no es de Dios! Si Dios se involucra en tu sueño, Él se convierte en el único medio para lograrlo.

Un amigo le dijo recientemente a mi esposa: “Si Dios me da lo que necesito, seré feliz”. Ella dijo: “Si eso es todo lo que Dios te da, ¿Cómo puedes bendecir a alguien más? ¿Qué pasa con aquellos que esperan ser bendecidos a través de ti?” – Bob Gass)

 

 

Depende de ti si quieres hacer las paces con Dios. Sin embargo, Su amor y obsesión por ti no le harán ignorar Sus leyes.

 

 

Oraciones

• Padre Celestial, Tú eres Mi refugio, Mi escudo, Mi fortaleza.
• Te agradecemos por amarnos con tanta pasión que diste el mayor sacrificio para limpiarnos de nuestros pecados.
• Gracias por abrir un camino para que nos reconciliemos contigo.
• Enséñanos a disfrutar de una relación personal contigo y a verte como un padre quien nos ama.
• Perdónanos, Señor, por tratar de ignorar u ocultar nuestros pecados de Ti.
• Perdónanos por no comprender el increíble amor que ya nos has mostrado.
• Danos el valor de ponernos delante de Ti, tal como somos, y recibir tu perdón y amor.
• Declaramos que recibiremos la vida eterna porque hemos aceptado a Jesús en nuestro corazón.
• Creemos que existes y que nos recompensarás porque te hemos buscado.

• Te lo pedimos en el poderoso nombre de Jesús. Amén

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *