Skip to content

Ten un Equilibrio

 

(Colosenses 3:16) “La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros, en toda sabiduría; enseñándoos y exhortándoos unos a otros con salmos e himnos y cánticos espirituales, cantando con gracia en vuestros corazones al Señor.”

(Juan 15:4) “Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto de sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí.”

(1 Corintios 13:2) “Y si tuviese el don de profecía, y entendiese todos los misterios y toda ciencia; y si tuviese toda la fe, de tal manera que trasladase los montes, y no tengo caridad, nada soy.”

 

 

Hay personas que se enfocan solo en estudiar la palabra de Dios e ignoran o incluso niegan el poder, los dones o la existencia del Espíritu Santo. Mientras que hay otros que solo dependen del poder del Espíritu Santo y son muy ignorantes de las doctrinas y enseñanzas de la Palabra, haciendo de su fe un viaje emocional que no está bien fundado en las enseñanzas bíblicas. Son tan espirituales que no caminan por el suelo, sino que actúan como si flotaran sobre él. Mientras que otros están tan llenos de doctrina en lo natural que sus oraciones no van más allá del techo y cuando predican solo excitan tus emociones.

Ambos puntos de vista son erróneos si se hacen exclusivamente. Necesitamos tener un poco de ambos para vivir una vida cristiana plena y equilibrada. La Palabra es nuestro fundamento, y el Espíritu Santo es la confirmación de las verdades que hemos leído y estudiado. Del mismo modo, a menos que estés en un ministerio a tiempo completo, debes de pasar tiempo en la Iglesia y también trabajando para proveer para tu familia.

Puedes estar prosperando en muchas áreas de tu vida, pero estar estéril en lo espiritual. También puedes ser súper espiritual, pero tener mal humor o falta de dominio propio. La compasión y el amor son una señal de ser espiritualidad, no el cantar ni orar más fuerte que los de mas. Si quieres estar en equilibrio, debes permanecer en Jesús y convertirlo en la fuente de tu fuerza espiritual y natural.

No puedes confesar que conoces a JesĂşs y negarle amor a tu hermano, ni decir que oyes Su voz y no oĂ­r el clamor de tus vecinos en depresiĂłn. No puedes decir que entiendes la gracia y el perdĂłn de Dios pero no das a los necesitados ni puedes perdonar a los que te ofenden.

 

 

JesĂşs actuaba en lo natural pero estaba empoderado en lo espiritual dando ejemplo de cĂłmo debemos caminar en nuestra vida cristiana.

 

 

Oraciones

• Padre Celestial, limpio te mostrarás para con el limpio, y severo serás para con el perverso. Tú eres nuestro Señor y Maestro.
• Gracias porque si permanecemos en Ti, nos prometes dar mucho fruto para Tu gloria.
• Gracias porque nos diste un ejemplo de cómo no pecar y ser completamente dependientes del Espíritu Santo.
• Perdónanos por cortar Tu Palabra y no entender que Tú no cambias.
• Perdónanos por hacernos un dios según nuestro propio entendimiento y convertirlo en un ídolo para adorarlo.
• Danos el entendimiento para equilibrar nuestra vida espiritual y natural para caminar correctamente ante Ti.
• Llénanos del amor que sólo Tu Espíritu puede darnos para hacer todo a través de Ti.
• Deja que nuestras acciones hablen más fuerte que nuestras palabras de Tu poder, amor y enseñanzas.
•
• Te lo pedimos en el Poderoso Nombre de Jesús. Amén

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *