Skip to content

No Pares De Llenarte

https://youtu.be/WZwT_dCpmCc

 

(Colosenses 4:2) “Perseverad en la oración, velando en ella con acción de gracias;”

(Marcos 14:38) “Velad y orad para que no entréis en tentación; el espíritu está dispuesto, pero la carne es débil.”

 

¿Crees que acaso el diablo se toma un respiro de constantemente preparar ataques contra ti y asegurarse de que falles en el llamado de Dios sobre tu vida? No, ¿verdad? Entonces, ¿Qué te hace pensar que puedes tomarte un descanso indefinido de orar levantando tus escudos y vigilar? Hasta que pases tiempo en la presencia de Dios, no estarás a la altura de los desafíos diarios de la vida.

Los ataques del enemigo no serán obvios, ya que serían fáciles de ver y combatir. Serán sutiles y nacerán primero en tu mente y emociones. Comenzarás a preguntarte si todos tus sacrificios, duro trabajo, luchas y como sirves a los demás son de algún beneficio para alguien. Tu mente será tentada por los placeres temporales del mundo en lugar de buscar la gloria eterna de Dios.

Todo puede parecer inútil cuando tu situación personal no parece mejorar. Esta mentalidad negativa es muy común entre aquellos que sirven en la iglesia, ya que son ellos los que realmente están cambiando el mundo y están constantemente bajo ataques.

La oración, el compañerismo con otros creyentes y la lectura de la Palabra son importantes si no quieres sentirte vacío por dentro. Cuando dejes de estar lleno de la presencia de Dios, de Su amor, de Sus promesas, y pierdas tu tiempo personal de adoración, es cuando serás un blanco fácil.

En su libro, The Power and the Blessing, (que quiere decir El poder y La bendición) de Jack Hayford dice: “¡Me fui de vacaciones y las necesitaba! Fue una delicia llegar a la playa. Pero alrededor del cuarto día… descubrí que me sentía vacío por dentro. Entonces se me ocurrió que durante cuatro días no había leído una palabra de las Escrituras, orado una oración o cantado una canción de alabanza.”

“Fue una especie de ‘vamos a alejarnos de todo’. Estábamos tan involucrados con la iglesia que no queríamos hacer nada ‘religioso o del culto’ por un tiempo. Pero de repente me llamó la atención el vacío interior que sentía. A través de esa experiencia, aprendí que no puedes recuperarte en lo físico o emocional si descuidas lo espiritual”.

 

 

El diablo está esperando para atacarnos en nuestro momento más débil, y nuestro momento más débil es cuando pensamos que la victoria de ayer detendrá el ataque de hoy.

 

 

Oraciones

• Padre Celestial, Tu entendimiento es infinito. Grande es tu bondad. Grande es tu belleza.
• Gracias Padre, que siempre estás pendiente de nosotros protegiéndonos del enemigo.
• Gracias, porque cuando invocamos Tu nombre, Tú respondes.
• Sigue llenándonos con Tu espíritu mientras nos enfocamos en Tu Palabra.
• Te pedimos ayuda para permanecer alerta y no caer en las trampas del diablo.
• Perdónanos por volvernos vagos o por creer que podemos sobrevivir sin permanecer en Tu presencia.
• Enséñanos a ser constantes en nuestro caminar contigo.
• Danos una señal de que lo que hacemos por el Reino importa y que somos apreciados.
• Gracias porque Tu Palabra nos asegura que nuestra labor no es en vano.
•
• Te lo pedimos en el poderoso nombre de Jesús. Amén

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *