Skip to content

Poder Ver Le A Dios

 

(Mateo 5:8) “Bienaventurados los de limpio corazón, pues ellos verán a Dios.”

(Salmos 51:10) “Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, y renueva un espíritu recto dentro de mí.”

(Juan 15:3) “Vosotros ya estáis limpios por la palabra que os he hablado.”

En la Biblia se nos promete que le veremos a Dios. Y al igual que todas las promesas en la Biblia, no está limitada a cuándo muramos y estemos en Su presencia, sino que es para nosotros ahora… Si es lo que deseamos. Lo mismo ocurre con la salvación a través de Cristo que nos permite conectarnos con Dios. No es para cuando mueras, sino que la salvación es conocerle a Dios personalmente ahora. Por lo tanto, si te has rendido a Jesús y no puedes experimentar, sentir, escuchar o ver a Dios, entonces algo no funciona bien. Dios nunca fallará a Su palabra o promesa, más bien somos nosotros los que necesitamos cambiar algo en nuestras vidas.

Necesitamos desesperadamente una lavado de nuestros corazones y mentes para ser considerados puros y poder ver a Dios. Todas las cosas que oímos y vemos a diario contaminan nuestra mente y ya no podemos sentir la presencia de Dios. Él está en todas partes, y Su creación es consciente de ello, pero nos hemos llenado tanto de inmundicia que ya nos cuesta sentir Su presencia. Cuando pierdes tu inocencia y tu sencillez, te es más difícil verle a Dios.

La mejor manera de limpiar nuestros corazones es consumir constantemente la Palabra de Dios. Da igual cuál sea tu adicción, defecto de carácter, debilidad mental o nivel de depresión, una buena cantidad de la palabra de Dios eliminará toda la oscuridad, ahuyentara a los demonios y limpiara toda la inmundicia que te has tragado.

Si negamos la provisión de Dios para limpiar nuestros corazones, seguiremos dependiendo de una solución en lo natural de los hombres para problemas de origen espiritual. Posiblemente no cambies de inmediato, pero con el tiempo empezaras a notar que odias la inmundicia que antes tanto te atraía, y a la vez desearas y entenderás la ley moral de Dios. Una señal de que has empezado a verle a Dios es cuando comienzas a orar por los demás en vez de siempre pedir oración.

Ser astuto, con picaresca y “listo de calle” te hará “un bobo” con respecto a las cosas de Dios.

Oraciones

• Jesús, Tú eres Mi Esperanza, Mi Labrador y Mi Creador.
• Gracias por las promesas en Tu Palabra que nos dan la confianza de que podemos ver te a través de nuestros corazones.
• Nos mantenemos firmes en cada promesa hoy y declaramos que Tú eres fiel a ellas.
• Perdónanos por no tener un corazón puro y por perseguir la inmundicia del mundo.
• Perdónanos por no buscarte con todo nuestro corazón, mente y alma.
• Te pedimos que crees en nosotros un corazón puro y limpio, y que renueves nuestro espíritu.
• Recibimos hoy tu palabra para limpiarnos por completo y ser libres de toda aflicción espiritual.
• Te lo pedimos en el Poderoso Nombre  de Jesús. Amén

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *