Skip to content

Rechazando La Gracia De Dios

 

(Romanos 11:5-8) “Y de la misma manera, también ha quedado en el tiempo presente un remanente conforme a la elección de la gracia de Dios. Pero si es por gracia, ya no es a base de obras, de otra manera la gracia ya no es gracia. Y si por obras, ya no es gracia; de otra manera la obra ya no es obra.”

“Entonces ¿qué? Aquello que Israel busca no lo ha alcanzado, pero los que fueron escogidos lo alcanzaron y los demás fueron endurecidos; tal como está escrito: DIOS LES DIO UN ESPÍRITU DE ESTUPOR, OJOS CON QUE NO VEN Y OÍDOS CON QUE NO OYEN, HASTA EL DÍA DE HOY.”

(Mateo 10:12-14) “Al entrar en la casa, dadle vuestro saludo de paz. Y si la casa es digna, que vuestro saludo de paz venga sobre ella; pero si no es digna, que vuestro saludo de paz se vuelva a vosotros. Y cualquiera que no os reciba ni oiga vuestras palabras, al salir de esa casa o de esa ciudad, sacudid el polvo de vuestros pies.”

 

 

¿Por qué algunas personas reciben inmediatamente el mensaje de salvación, mientras que otras no solo lo rechazan sino que te odian por compartirlo con ellos? Lo que los distingue es la gracia de Dios. Algunos aceptan el plan de Dios para la salvación porque Dios ha elegido ese momento en particular para que sean liberados de los pecados que los tienen encadenados.

En mis años de experiencia he llegado a entender que si Dios no ha abierto los ojos espirituales de aquellos con los que estoy compartiendo el evangelio, entonces, no importa cuánto insista, no tienen la gracia de Dios para recibirlo. Dios los ha cegado por ahora, ya sea porque no soy el elegido, o porque todavía no es el tiempo asignado por Dios. Los judíos hasta el día de hoy rechazan a Jesús como su Mesías, pero llegará un momento en que todos correrán hacia él.

Sin embargo, como conozco el poder que hay en la Palabra de Dios, sigo compartiendo, ya que muchas veces una simple Palabra puede destruir todos los argumentos y hacer que se arrodillen ante Cristo.

Pero tenemos que ser sabios respecto con quien pasamos el tiempo discutiendo. Cuando Jesús envió a sus discípulos a predicar el evangelio en las ciudades, no los instruyó a perseguir, discutir y suplicar a aquellos que inicialmente no recibieron el evangelio. Si compartían la paz de Dios y les regresaba porque esa casa o ciudad la rechazaba, se les ordeno que sacudieran el polvo de sus pies y siguieran su camino.

El orgullo y el auto justificarse son enemigos de la gracia. Si crees que realmente puedes hacer el bien y que Dios tiene que aceptarlo como pago por tus pecados, nunca experimentarás Su gracia. Solo cuando te des cuenta de que te despertaste esta mañana porque Dios lo permitió, y que Él también es quien nos da la capacidad de dormir y descansar, podrás entender la gracia de Dios.

 

Si no estás rechazando este mensaje, entonces ahora mismo has sido elegido por Dios y has aceptado Su gracia. Da el siguiente paso y pídele a Jesús que entre en tu corazón.

 


Oraciones

• Padre Celestial, Tú eres el Señor que ayudará a los justos y los librará. Nunca permitirás que el justo sea movido. El Señor que hace florecer al justo como la palmera y lo hace crecer como un cedro en el Líbano.
• Gracias Padre por la gracia que nos mostraste al elegir amarnos.
• Gracias por abrir nuestro entendimiento para recibir el perdón de nuestros pecados y tener nuestro nombre escrito en el libro de la vida.
• Perdónanos por rechazarte en el pasado y por pensar que podemos ser buenos por nuestra cuenta.
• Danos la sabiduría y el discernimiento con quién compartir el Evangelio.
• Ten misericordia de aquellos que han rechazado tu mensaje a través de nosotros y te pedimos que sigas enviando personas para compartir tu amor con ellos.
• Pedimos que todas las personas con las que compartimos a Jesús tengan tu Gracia y corran hacia Jesús.
• Gracias porque Tu voluntad es que todos se salven y ninguno perezca.
• Gracias porque le das a cada uno la gracia por lo menos una vez en su vida para recibir a Jesús en su corazón.
•
• Te lo pedimos en el Poderoso Nombre de Jesús. Amén

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *