Skip to content

Reinicia Cuenta Atrás En Jerusalén

 

 

(Isaías 66:8) “¿Quién oyó cosa semejante? ¿Quién vio tal cosa? ¿Dará a luz la tierra en un día? ¿Nacerá una nación de una vez? Pues en cuanto Sión estuvo de parto, dio a luz sus hijos.”

(Daniel 9:27) “Y por una semana confirmará el pacto con muchos, y a la mitad de la semana hará cesar el sacrificio y la ofrenda. Después con la muchedumbre de las abominaciones vendrá el desolar, aun hasta una entera consumación; y lo que está determinado se derramará sobre el pueblo asolado.”

(1 Tesalonicenses 5:3) “que cuando digan: ‘Paz y seguridad’, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina, como los dolores a la mujer que da a luz; y no escaparán.”

 

Dios tiene un reloj divino, con un cronómetro en marcha, para el regreso de Jesús y todos los eventos mundiales que nos llevaran a ese tiempo, entorno a Jerusalén. Si nos fijamos en la historia bíblica, vemos que Dios solo se enfoca en el pueblo hebreo y cómo interactúa con ellos. Ellos son los que recibieron los mandamientos de Dios y se les da el Arca del Pacto. Es el pueblo judío (hebreo) quien es llamado “los elegidos de Dios.” Y es a través de sus tradiciones y enseñanzas que los gentiles (no judíos) tienen la oportunidad de ser salvos. Claro que todo esto, cambia una vez que aparece Jesús y es rechazado por los judíos, después de lo cual Dios abre las puertas para cualquiera que acepte a Cristo.

Si nos mantenemos atentos a toda la actividad política, militar y religiosa en Jerusalén, podemos ver todas las cosas encajando que apuntan al regreso inminente de Cristo.

En 1948 sucedió algo que puso todas las profecías en perspectiva y las convirtió en algo que podían interpretarse literalmente en lugar de solo como una metáfora o simbolismo. En un día se cumplió una profecía que nadie creía posible. Israel fue anunciado como un estado independiente por primera vez en 2000 años después de que el dominio británico en Palestina llegara a su fin. Ahora era oficialmente el hogar de los judíos, y las naciones árabes circundantes inmediatamente declararon la guerra a Israel.

Pero Dios ha sido fiel y ha mantenido a esa nación fructífera, ya que es en la ciudad de Jerusalén donde Cristo pisará y establecerá Su reinado.

Algunas cosas a tener en cuenta son: cuando se reconstruya el templo de Salomón, cuando los judíos y los árabes se pongan de acuerdo para adorar juntos, cuando los líderes políticos de Israel proclamen las palabras “paz y seguridad”, cuando haya la necesidad de un gobierno mundial, una moneda mundial y una religión mundial (tolerancia a todas las fes).

Si quieres profundizar un poco más en este asunto, tómate el tiempo y lee Daniel 7-9, Mateo 24,25 y Apocalipsis 12,13, y 19.

 

La pandemia de 2020 fue solo una prueba de lo que sucederá cuando el Anticristo se levante y los Cristianos sean perseguidos. Así que mantente alerta y sigue orando por Israel.

 

Oraciones

• Señor, Tú eres el deseo de todas las naciones, oh Dios, Tuyo son todas las naciones, El Altísimo que repartió su herencia de las naciones.
• Gracias porque Tú tienes el control de todas las cosas y Tú eres el que levanta y derriba a las naciones.
• Gracias porque podemos estar seguros de que nada sucede sin que Tú lo permitas.
• Bendecimos a Jerusalén ahora mismo y te pedimos que sigas protegiéndola y usando a Tu pueblo elegido para cumplir cada profecía.
• Te pedimos que abras nuestros ojos espirituales y nos enseñes cómo ver lo que está pasando en el mundo y entender Tus planes divinos.
• Haznos estar atentos a los tiempos que estamos viviendo y muéstranos cómo alcanzar a los Perdidos.
• Pedimos que estemos listos para que Cristo regrese y vivamos nuestras vidas con esta esperanza.

• Te lo pedimos en el Poderoso Nombre de Jesús. Amén

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *