Skip to content

Sacúdelo De Ti

(Hechos 28:3-5) “Entonces, habiendo recogido Pablo algunos sarmientos, y poniéndolos en el fuego, una víbora, huyendo del calor, le acometió a la mano. Y como los bárbaros vieron la serpiente venenosa colgando de su mano, se decían unos a otros: ‘Ciertamente este hombre es homicida, a quien, escapado del mar, la justicia no deja vivir.’ Mas él, sacudiendo la víbora en el fuego, ningún mal padeció.”

(Mateo 16:22-23) “Y Pedro, tomándole aparte, comenzó a reprenderle, diciendo: Señor, ten compasión de ti; en ninguna manera esto te acontezca. Entonces Él, volviéndose, dijo a Pedro: ‘Quítate de delante de mí Satanás; me eres tropiezo; porque no piensas en las cosas de Dios, sino en las de los hombres.’

 

La mejor manera para que el plan de Satanás funcione en tu vida es estancarte por lo que alguien te dijo o te hizo. Esta es una estrategia común que usa el enemigo para que no nos acerquemos a Jesús y recibamos la salvación, una vida abundante, las bendiciones que Dios tiene para sus hijos y ser usados por Dios para traer a otros a Él. ¡Piénsalo! Muchas de las personas que han negado a Cristo o se han alejado de Él es por lo que un cristiano les dijo o les hizo.

He visto esto ocurrir con frecuencia a hijos de pastores, donde los hijos no entendían la responsabilidad y las prioridades con las que tienen que cargar una pareja pastoral. Los hijos acaban malinterpretando las decisiones de sus padres como una falta de amor hacia ellos y de esta manera niegan a Dios, a quien sus padres han servido y obedecido fielmente. Pero con el tiempo, muchos regresan a Dios más fuertes que nunca, ya que las enseñanzas, los sacrificios y las oraciones de sus padres no son en vano.

La Iglesia también tiene una historia muy oscura y sigue siendo una razón común por la cual la gente no quiere tener nada que ver con Dios o actividades religiosas. Sin embargo, no importa lo que hagamos, si no tienen un corazón dispuesto seguirle a Cristo, siempre encontrarán algo que los ofenda y lo usarán como una excusa para no ser Le fiel.

Por lo tanto, no te dejes desanimar por cualquier palabra negativa o si no entienden tu pasión por Cristo. Incluso Jesús fue atacado para evitar que fuera a la Cruz y pagara por nuestros pecados. Uno de sus amigos más cercanos, Pedro, trató de disuadir a Jesús de sufrir y morir en la cruz. Si Satanás puede hacerle eso a Dios, ¿quiénes somos tú y yo para evitar tales ataques? Tenemos que hacer lo que la Biblia nos enseña en estas situaciones.

Primero, como lo hizo Jesús, reprende a Satanás que está usando personas y situaciones para atacarte y desanimarte de seguir adelante en los planes que Dios tiene para ti. En segundo lugar, como hizo Pablo con la serpiente mordiendo su mano, sacúdela y sigue adelante.

No te quedes sentado sintiendo lastima propia ya que solo tú saldrás perdiendo. Dios comenzará a sanar las heridas a medida que continúes enfocándose en lo que está por venir y verás cómo tu vida realmente bendice la vida de todos los que conoces.

(“Satanás conoce tu potencial verdadero, y su mayor temor es que tu también descubras quién eres, cuánto vales y hacia dónde te está llevando Dios”. – Bob Gass)

Oraciones

• Jesús, Tú eres el que tiene la llave de David, el que cierra puertas que nadie puede abrir, y el que abre puertas que nadie puede cerrar.
• Gracias por no rechazar Tu misión de morir en la Cruz por nuestros pecados.
• Perdónanos por distraernos y desanimarnos tan fácilmente de nuestro llamado en Ti.
• Te pedimos que fortalezcas nuestros corazones y nuestras mentes hoy para lograr todo lo que Te has propuesto para nosotros.
• Sacudimos cualquier palabra negativa que Satanás nos haya dicho a través de otros o nuestros propios pensamientos.
• Cancelamos hoy el sentimiento de lastima propia y nos enfocamos hacia el galardon que Tú nos has preparado en el Mesías.

• Te lo pedimos en el poderoso nombre de Jesús. Amén

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *