Skip to content

Sentirse Agotado

https://youtu.be/weqSp4zNce0

 

(Daniel 7:25) “Y hablará palabras contra el Altísimo, y á los santos del Altísimo quebrantará, y pensará en mudar los tiempos y la ley: y entregados serán en su mano hasta tiempo, y tiempos, y el medio de un tiempo.”

(Romanos 13:13) “Andemos honestamente, como de día; no en desenfrenos y borracheras; no en lujurias y lascivias, ni en contiendas y envidias.”

(Hebreos 12:3) “Considerad, pues, a Aquél que sufrió tal contradicción de pecadores contra sí mismo, para que no os fatiguéis ni desmayen vuestras almas.”

(Mateo 11:29-30) “Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas. Porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga.”


¿Estás agotado y siempre cansando? ¿Te cuesta tener una actitud positiva en todas las actividades de las que formas parte? ¿Sientes que si dejaras de hacer lo que haces, realmente no tendría ningún efecto en el resultado final?

Entonces, probablemente el diablo te está agotando mentalmente, o has asumido responsabilidades que Dios no te pidió que hicieras. Aunque sea una actividad cristiana o en un lugar de culto, necesita ser encomendado por Dios. Tienes que aprender a detenerte, orar y pedirle a Dios, antes de comprometerte con cualquier actividad, incluso si crees que haces el bien para alguien. Solo cuando Dios te inicia en una actividad, ésta, será hecha a tu medida y bendecida por Él. Si no aprendes a decir que no de vez en cuando, incluso si es dentro del ministerio, la gente nunca te valorara.

Satanás sabe exactamente cómo agotarte y mantenerte tan ocupado y atareado, que cuando llega el momento de leer la Biblia o este devocional, todo lo que quieres hacer es cerrar los ojos y descansar un poco. Recuerdo que cuando comencé a retomar mi caminar con Cristo en serio, todas las actividades que interferían con esa decisión tuvieron que cesar.

Mis amigos dejaron de llamarme los sábados por la noche para salir a cenar porque sabían que estaría preparando mi corazón para el culto dominical de la mañana. Mi familia dejó de invitarme los domingos para almorzar con ellos, ya que sabían que yo también asistía al culto de la tarde. Fue entonces, cuando me vi fuerte y libre para servir en la Iglesia y poner mis prioridades en regla. Este fue el secreto de mi restauración y crecimiento personal en el ministerio. Primero tienes que poner tu mente en las cosas de Dios, y luego tus acciones, tu actitud y tus palabras te seguirán.

Tómate un tiempo ahora y pregúntale a Dios qué cosas necesitas dejar de lado, aunque sea solo por una temporada. Un verdadero discípulo de Cristo no debe comprometerse con una responsabilidad en el ministerio y luego fallar en ese compromiso.

 


Oraciones

• Padre, eres el verdadero Dador de vida. Toda la vida fue y es creada por Ti y depende de Ti.
• Entregamos todas nuestras actividades, responsabilidades, cargas y quehaceres diarios a los pies de Jesús. Y Te pedimos que quemes con fuego todas las cosas que no Te agradan o que no has ordenado.
• Te pedimos el valor para hacer los cambios necesarios en nuestras vidas para poder enfocarnos más en los planes que tienes para nosotros.
• Te pedimos perdón por haberte dejado a un lado, por haber ignorado pasar tiempo contigo y por haber evitado pasar tiempo con Tu gente.
• Queremos ser un buen ejemplo para los demás al dejar de lado todas las actividades sociales que sean contrarias a Tus Leyes morales.
• Rompemos el yugo que nos hemos puesto por nuestra cuenta, y nos sometemos bajo el yugo que Tú has preparado para nosotros, que es ligero y fácil.
• Gracias por liberarnos una vez más de todos los pecados que hemos cometido y por permitirnos vivir con fuerza y valor para glorificar Tu nombre.

• Te lo pedimos en el nombre de Jesús – Amén

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *