Skip to content

Usa La Fuerza

https://youtu.be/rStgeM6trgY

 

(Lucas 10:18-19) “Y Él les dijo: ‘Yo veía a Satanás caer del cielo como un rayo. Mirad, os he dado autoridad para hollar sobre serpientes y escorpiones, y sobre todo el poder del enemigo, y nada os hará daño.’”

(Colosenses 2:15) “Y habiendo despojado a los poderes y autoridades, hizo de ellos un espectáculo público, triunfando sobre ellos por medio de Él.”

 

 

¿Considerarías ridículo seguir luchando en una guerra que ya has ganado? Esto es exactamente lo que muchos de nosotros estamos haciendo a diario sin saber que Cristo ya ha vencido al enemigo por nosotros. Por eso, en lugar de reclamar nuestra victoria y avanzar, seguimos peleando la misma batalla una y otra vez. Claro está que cada día habrá una nueva lucha o desafío que superar, pero si no aprendes a pelear con el poder y la autoridad que Jesús te dio, seguirás viviendo en la derrota.

Muchas veces seguimos luchando contra Satanás cuando en realidad somos nuestro mayor enemigo, ya que nuestra falta de fe en lo que Dios ha declarado nos impide crecer espiritualmente. La próxima vez que Satanás te recuerde tu pasado, recuérdale tu el suyo. Acabamos de leer que tras el sacrificio sobre la cruz, Jesús desarmó a Satanás, haciéndole quedar como un payaso en público. Tal vez por eso Satanás está tan enojado contigo y te quiere destruir.

Una buena señal de la madurez espiritual es cuando dejas de luchar por algo y empiezas a reclamar lo que Jesús ya ha puesto a tu disposición. Sigues esforzándote por ser santo, cuando Dios ya te ha declarado santo. Sigues intentando hacer cosas para llamar la atención de Dios, cuando Él ya nos ha llamado Su pueblo escogido. Sigues esforzándote y sufriendo para pagar por tus errores pasados, cuando Él nos ha declarado justificados por medio de Cristo.

En la primera película de “La Guerra De Las Galaxias” o “Star Wars”, Luke Skywalker tuvo que aprender a “usar la Fuerza” y no depender de su entendimiento o habilidad natural para destruir la nave espacial del enemigo llamada “Estrella de la Muerte”. Esto era contrario a todos sus instintos y simplemente tenía que dejarse llevar y confiar en el poder de “La Fuerza”. De la misma manera, necesitamos aprender a confiar más en la Palabra de Dios y depender menos de lo que creemos que va a suceder.

 

 

Sí, la Biblia dice que Satanás es como un león rugiente buscando a quien devorar. Pero ahora imagina a ese león sin garras ni dientes. Jesús lo ha dejado impotente contra ti. Por lo tanto, empieza a caminar en Victoria.

 

 

Oraciones

• Padre celestial, no serás negligente con el que te aborrece, sino que le pagaras en su propia cara. Dios, me harás ver mi deseo sobre mis enemigos y serán avergonzados los que desean el mal para mi.
• Padre, te damos gracias por la victoria que tenemos a través de la sangre de Jesús en la Cruz.
• Perdónanos por perder el tiempo peleando contra Satanás, en lugar de depender de la victoria de Jesús.
• Enséñanos a usar el poder de la Palabra en cada situación y danos hoy una señal de que somos victoriosos.
• Declaramos victoria sobre nuestra economía, sobre nuestra salud, sobre nuestras adicciones, sobre nuestras emociones, sobre nuestros miedos y sobre nuestra falta de fe en tu Palabra.
• Declaro que Satanás no tiene autoridad sobre mí, porque pertenezco a Jesús. Porque él fue derrotado en la cruz y Jesús lo dejó en ridículo para que todos lo vieran. Satanas sigue siendo ese león impotente, y recuperamos todo lo que nos ha robado.
•
• Te lo pedimos en el Poderoso Nombre de Jesús. Amén

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *